Puerto Vallarta, Jalisco. A 30 de Septiembre del 2014

 

“Vive” Vallarta de su Pasado

 
 
 

Las grandes ideas de promoción son las mismas de hace 40 años…

 
 
 

Por: Héctor Colín

 

Editorial, Puerto Vallarta, Jalisco.-  El municipio continúa viviendo de su pasado.

El impulso que necesita una ciudad como Puerto Vallarta debe ser potenciado por nuevas generaciones, nuevas ideas, bríos renovados con argumentos de modernidad y no de reciclaje de ideas que alguna vez funcionaron para el puerto.

Actualmente la ciudad está en manos de grandes personajes de la industria turística, de personas conocedoras de la cultura, de sujetos que a pesar de las adversidades se han mantenido vigentes dentro de la maquinaria económica y por encima de la estructura social vallartense.

Hace algunos días, en un análisis poco profundo de la situación, encontraba dentro de la controversia de moda algunos argumentos que me han puesto a pensar que el municipio de Puerto Vallarta continúa viviendo de su pasado. Los sujetos que anteriormente mencionaba rebasan todos los cincuenta años de edad, la ideas de modernidad y proyección son obsoletas en todos los sentidos.

Recibimos en esta casa editorial una invitación por parte del Centro Universitario de la Costa que evidencia esta tendencia de tapar los problemas actuales con el éxito que hace 50 años tenía este destino. Un evento sobre la influencia de John Huston, un guionista, actor y director de cine norteamericano que murió en 1987. ¿Qué relevancia puede tener este sujeto con los problemas que enfrenta esta bahía hoy?, ninguna, creo yo.

Podría asegurar que las personas que hacen funcionar hoy al destino conservan ninguna idea sobre este señor que quizás algunas veces pasó por esta bahía y del que sólo queda una escultura en un rincón menos conocido que su reputación. Hoy, la Universidad de Guadalajara concentra sus esfuerzos en algunas de sus películas que son consideradas clásicas en alguna parte del mundo, sin que influya en nada la promoción de este destino turístico.

Si bien es cierto que las fotografías del detrás de cámaras de la película llamada “La Noche de la Iguana” le arrancan el suspiro a los nacidos en estas tierras, la realidad es que este lugar ya no es ni remotamente similar.

John Huston y Elizabeth Taylor están muertos, tan respetables como desconocidos. Hoy la ciudad necesita propuestas innovadoras de promoción. En algún lugar deben estar los expertos, habría que traerlos de Tomatlán o Bahía de Banderas.

Hace unos meses se le hizo un homenaje a Elpidia Carrillo, quien protagonizó junto a otros 6 sujetos la película Predator, filmada en la sierra, allá por el restaurante El Edén, en 1987, hace 27 años, el reconocimiento se fundó en el trabajó que realizó esta mujer junto a Arnold Schwarzenegger.

En los deportes, la estrella es Demetrio Madero, que ni vallartense; es un ex jugador de las Chivas que es más recordado por fallar un penal importante (que no recuerdo), que por su posible exitoso paso por la primera división de México y donde jugó hasta 1992, eso hace 22 años. No hay nada nuevo.

En la política, los panistas concentran sus esfuerzos en un grupo llamado “Dominguista”, en honor a Rodolfo Domínguez, un candidato que desafortunadamente se quedó en la frontera del éxito como político vallartense. Sin mencionar a los priistas y su Fundación Colosio.

Los argumentos de pueblito típico son ridículos, aquí no hay carretas para esas calles devastadas por las administraciones irresponsables. La caca de las calles del centro, no es de caballo.

Estamos tan mal, que hace unos meses se le entregaron las llaves de la ciudad y todos los honores a sujetos tan infames como José José y al profesor “Jirafales”.

 

“Renovarse o Morir”.