Puerto Vallarta, Jalisco. A 21 de Octubre del 2014

 

Asesinan a Ex Alcalde
de Cabo Corrientes

 
 
 

Carlos Alberto Orozco Madrigal, También Ex Dirigente del PRI Municipal junto a uno de sus colaboradores…

 
 
 

Por Héctor Colín / Armando Arce/ Rodrigo Aguilera

EL TUITO, Cabo Corrientes.- (Especial Para Siempre Libres) Carlos Alberto Orozco Madrigal, quien fuera  Presidente Municipal de Cabo Corrientes en el trienio 2006-2009 fue asesinado la tarde - anoche en circunstancias aún no aclaradas en las inmediaciones del rancho familiar “El Paraíso” que poseía en la región de El Mapache, muy cercano a la cabecera municipal El Tuito.
Los hechos se registraron aproximadamente a las 20:30 horas, siendo reportados alrededor de las 21:00 por personas que habían pasado por el lugar y que se identificaron como empleados del rancho propiedad del ex alcalde.
Orozco Madrigal se encontraba en compañía de uno de sus colaboradores de nombre Elias Ávalos, un fontanero recién contratado y quien iba con él para realizar una reparación cuando fueron atacados por un grupo de hombres armados quienes los confrontaron al parecer con la intención de asaltarlos o secuestrar al también ex Presidente del Comité Municipal del PRI en Cabo Corrientes. El ataque al parecer premeditado en forma de cacería consistió en una emboscada a píe, en la cual, los atacantes esperaban el paso de la camioneta tipo suburban blanca con las metálicas JCB 7230 que transportaba a los hombres víctimas del ataque con armas de grueso calibre disparadas al parecer desde los matorrales aledaños. 

Orozco y su acompañante ofrecieron resistencia a quienes los atacaron y estos dispararon en su contra resultando herido de muerte el político y empresario dueño de varios supermercados y tiendas de materiales en la región y el joven fontanero, ambos fallecieron en el lugar del ataque.
Se dice, que el hermano de Carlos Alberto, Ramiro, alcanzó a escapar durante el forcejeo y tiroteo, escondiéndose de sus agresores en el monte que rodea el sitio del ataque y, aprovechando su conocimiento del terreno logró escabullirse para dar parte a las autoridades y a los servicios de emergencia para  intentar auxiliar a su consanguíneo.
Del trabajador que acompañaba a Carlos Alberto Orozco Madrigal se sabe que había sido contratado poco tiempo antes para realizar un trabajo de fontanería en el Rancho El Paraíso y que lo acompañaba en el momento del atentado debido a que lo llevaba de regreso a su localidad. l
Las autoridades judiciales se trasladaron al lugar de los hechos para iniciar las investigaciones correspondientes.
Los fallecidos se suman a la lista de víctimas de los condenables hechos de violencia que se han suscitado entre la clase política de Cabo Corrientes, la cual en un lapso poco mayor a un año ha perdido a dos regidores de la actual administración: El ex candidato a la alcaldía por Movimiento Ciudadano, Héctor Salazar ---conocido como Héctor el de Altamira--- y el regidor priista Juan Carlos "El Búfalo" Gordián Raos, quien desapareció cuando conducía una motoneta desde su natal Chacala (una de las comunidades de Cabo Corrientes) hacia la cabecera municipal El Tuito el pasado 11 de junio. El cuerpo del edil Gordián nunca fue encontrado a pesar de los esfuerzos de sus familiares y amigos que batieron hectáreas y hectáreas de predios aledaños a la carretera para tratar de localizarlo.
Por su parte, Héctor Salazar fue ultimado en la ciudad de Guadalajara, el 29 de agosto de 2013 cuando se encontraba en una fiesta privada.
El ex alcalde asesinado era una persona muy querida y respetada en su comunidad por lo que el crimen fue de inmediato condenado por sus más cercanos, como el Presidente Municipal Homero Romero Amaral, el Secretario General del Ayuntamiento Gilberto Lorenzo (quien fuera regidor en la administración que encabezó el malogrado Carlos Alberto) y el actual dirigente del PRI en la localidad, Luis Romero.
Los diputados Rafael y Gustavo González Villaseñor se unieron a la condena por los lamentables hechos y exigieron su esclarecimiento inmediato, el legislador federal Rafa González había estado en la localidad de Corrales para entrevistarse con pescadores de aquella zona con el fin de canalizar apoyos y programas federales.
El deceso de Carlos Alberto Orozco se suma a la lista de más de 70 políticos y servidores públicos jaliscienses que han sido asesinados en los últimos dos años, colocándose la nuestra como una de las entidades más peligrosas para ejercer esa profesión.
El grupo político que encabezó hasta su muerte Carlos Alberto Orozco había logrado tres victorias consecutivas en las urnas desde que él mismo llegó a la alcaldía en 2006, para entregar al poder a su correligionario Oscar Castillón quien a su vez con el respaldo de Orozco operaron a favor del actual Presidente Homero Romero. Tras dejar el partido el año pasado Carlos Alberto Orozco había anunciado su retiro de la vida pública para dedicarse a los negocios de su familia aunque un sector del priismo lo buscaba para que de nueva cuenta se postulara a la alcaldía de Cabo Corrientes el año entrante.