Puerto Vallarta, Jalisco. A 15 de Diciembre del 2017

 

Revocarán Permisos
a Taxistas de Bahía

 
 
 
Aquellos que Participaron en Hechos Violentos Contra Prestadores de Servicios…

 
 
 

Luego de que en días pasados se registrara una agresión más a prestadores de servicio a través de la plataforma UBER en el municipio de Bahía de Banderas, el Subsecretario Gobierno de Nayarit, Juan Guerrero Gutiérrez informó que se han girado instrucciones a la Dirección de Tránsito para que se determine quienes son los permisionarios involucrados y se inicie el proceso de revocación de dichos permisos.
Lo anterior, luego de que la semana pasada el gobernador Antonio Echeverría fuera claro al decir que no permitirían un acto más de violencia por parte de taxistas, toda vez que se está afectando la imagen ante el turismo.
“En Bahía de Banderas se vive del turismo y al turismo se le debe de respetar y se le debe de cuidar, por ello, no vamos a ser rehenes de intereses caciquiles y si alguien vuelve a faltarle el respeto a los turistas, se aplicará todo el peso de la ley” advirtió.
Sin embargo, dicha advertencia parece que no fue tomada en serio por los taxistas, quienes 24 horas después volvieron a agredir a un empresario que trasladaba a una pareja de turistas, a los que llevaban a Sayulita donde se hospedaban.
Por lo anterior, el Guerrero Gutiérrez aseguró que garantizará que se dé la libre iniciativa en tanto el Congreso del Estado dictamina lo referente al servicio de transporte a través de Uber. “Buscaremos que se cuide la integridad de las personas y vamos a proceder como dice la ley”, concluyó.
Por otro lado, señaló que derivado del proceso de refrendo y reemplacamiento del transporte público en Nayarit, la Dirección de Tránsito del Estado ha detectado al menos cincuenta permisos de taxi otorgados de manera irregular por la pasada administración, sin cumplir los lineamientos señalados por la Comisión Técnica del Trasporte y en franca violación a la Ley de Tránsito y Transporte, que establece la prohibición -por diez años- de emitir nuevas concesiones, decreto que fue aprobado por el Congreso del Estado en agosto de 2014.
Agregó que se realiza una exhaustiva revisión a las concesiones otorgadas en los últimos años para determinar cuáles están en condiciones similares y proceder inmediatamente a su revocación, además de que se turnará cada expediente a la Secretaría de la Contraloría para que también se inicie los procedimientos administrativos de sanción en contra de los servidores públicos involucrados en dicha ilegalidad.
Explicó que se tiene documentado que algunas de estas concesiones fueron comercializadas hasta por 100 mil pesos, por lo que se configuran además otros delitos, precisando que serán los propios afectados los que jurídicamente deberán de proceder contra quienes los engañaron o fraudearon.