• Juan Manuel Cervantes

Ahogado en Alberca


En la zona Dorada de Bucerías, fue encontrado muerto, el propietario de una residencia, mismo que al parecer se ahogó en la alberca. Apenas horas antes lo habían visto deambulando por la zona del jardín, por lo que las autoridades investigan al respecto.

Se trata de quien fue identificado como Richard Anderson de 55 años de edad, originario de Estados Unidos de América y vecino de la calle Francisco I. Madero esquina con Javier Mina en el poblado de Bucerías, hasta donde llegaron autoridades de los tres niveles de gobierno para realizar las pesquisas correspondientes.


Sobre este lamentable suceso, el administrador del inmueble Octavio Hernández Romero informó que él llegó poco antes de las once de la mañana para pagarle sus sueldos a los empleados de esa residencia, pero a su llegada, los encontró afuera, por lo que les cuestionó sobre lo que estaba pasando y le contestaron que el señor Richard no los dejó entrar, explicaron que el hombre traía una botella de vino en la mano, que solo abrió la puerta para decirles que ese día no quería limpieza, ni labores de jardinería, ni del alberquero.


Tal situación se les hizo muy extraña, pero no se marcharon, sino que se quedaron afuera esperando la llegada del administrador, pues además de que era día de paga, querían informarle el motivo por el que no trabajaron. Mientras esperaban, escucharon al extranjero que gritaba desde el segundo piso de la finca y se notaba que estaba muy alcoholizado, algo que hacía de manera recurrente.

En ese momento, el administrador optó por ingresar al domicilio, ya que él necesitaba los recibos de pago para dar la nomina al personal, los cuales estaban en una pequeña oficina en el segundo piso. A si ingreso miró las cosas del extranjero en una mesa y dos habitaciones cerradas, por lo que intento buscar al señor, pero al asomarse por uno de los balcones, lo observó en el fondo de la alberca, por lo que enseguida solicitó el apoyo de los cuerpos de rescate.

A los pocos minutos en el sitio se presentaron elementos de la Policía Municipal, Estatal y de Bomberos, quienes ingresaron al domicilio y una vez que sacaron al hombre de la alberca, trataron de darle reanimación cardiopulmonar, pero todo intento fue en vano, por lo que al ser declarado muerto, se acordó la zona de la alberca y se aseguró la vivienda.

Posteriormente se presentaron agentes de la Policía Investigadora y de Servicios Periciales, quienes una vez que realizaron las indagatorias correspondientes, se procedió a trasladar el cadáver a anfiteatro del SEMEFO para que le sea realizada la necropsia de ley.

Cabe mencionar que debido a las declaraciones hechas por los empleados del ahora occiso, se investiga si la muerte de éste se trató de un ahogamiento debido a que ingreso a la alberca en estado de ebriedad o se trató de un suicidio, es decir, que el mismo se haya lanzado a la alberca.