• Verónica Díaz Rodríguez

Ahogado en el río Ameca


Un hombre de 43 años, fue encontrado muerto y flotando en el río Ameca a la altura del poblado Jarreteraderas. Autoridades de Bahía de Banderas y Puerto Vallarta trabajaron en el rescate del cadáver, el cual corresponde al de una persona que estaba reportada como desaparecida.


Fue ayer por la mañana, cuando al número de emergencias 911 reportaron el hallazgo de un hombre flotando en las aguas del río Ameca, muy cerca de la población de Jarretaderas, por lo que de inmediato autoridades de Bahía de Banderas se acercaron al sitio.

Los rescatistas, ya realizaban desde temprana hora la búsqueda por el cauce, debido a que el domingo les fue reportada una persona desaparecida, misma que al parecer se había caído al estar ebrio, al parecer se lo llevó la corriente y se perdió en las profundidades, sin que volviera a salir.


Debido a la presencia de cocodrilos en la zona, se presumió que podría haber sido atacado por alguno de los lagartos y ello complicaría la búsqueda, pero afortunadamente no fue así.

El caso que es tras el reporte, los cuerpos de rescate se trasladaron al sitio, donde les mencionaban habían avistado el cuerpo y lo encontraron, flotando, muy cerca de unos matorrales, en donde se alcanzaba a confundir con la maleza del lugar, pero estaba del lado de Puerto Vallarta, así que dio aviso a las autoridades de esta entidad.

El cuerpo corresponde al de un varón de nombre Alejandro López Castro de 43 años de edad, originario de la ciudad de México, quien de acuerdo a información que fue proporcionada en el sitio, durante la tarde del domingo se encontraba conviviendo en el río con amigos, con quienes estuvo tomando cerveza. En un momento dado, al estar al estar muy cerca de la orilla se resbaló y cayó al agua.

Tras caer al cauce, lo vieron que dio dos brazadas en el agua y de pronto se sumergió sin que volviera a salir, por lo que rápidamente comenzaron a buscarlo, pero no lograron localizarlo, fue entonces que dieron parte a los cuerpos de rescate de Bahía de Banderas y se sumaron los de Protección Civil Nayarit, quienes iniciaron la búsqueda, pero al caer la noche la suspendieron debido a la falta de visibilidad y sobre todo el riesgo que prevalece en la zona por la presencia de cocodrilos.

Posteriormente por la playa Boca de Tomates, llegaron Guardavidas de Puerto Vallarta, así como personal de la Fiscalía Regional y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes se encargaron de sacar el cadáver del agua y llevarlo a la orilla del cauce para realizar las diligencias correspondientes por parte de los peritos forenses.

El cadáver se encuentra completo, es decir, que no fue atacado por cocodrilos, además de que presentaba a simple vista síntomas de haber muerto a consecuencia de ahogamiento, lo cual se pudo deducir de las condiciones en que se encontraba (rostro y parte del cuerpo amoratado).

Finalmente el cadáver del mexiquense fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO para que le fuera realizada la necropsia de ley y posteriormente sería entregado a sus familiares, para que le den cristiana sepultura.