• Rodrigo Aguilera

Alfaro Candidato 2024 con la Bendición del Presidente

PUERTO VALLARTA, Jalisco.- (ESPECIAL para SIEMPRE LIBRES) Quienes me conocen saben que conozco bien a Enrique Alfaro desde hace muchos años. Somos de la misma edad y coincidimos en el Senado de la República. El le cargó un rato el portafolio a Raymundo Gómez Flores del PRI y yo estaba como Secretario Técnico en una comisión. Estaba, Alfaro, menos gordo y menos pelón pero siempre fue igual de pesado y prepotente. Malo para negociar y peor para sostener acuerdos. Sigue igual, nomás más gordo, más pelón y más intolerante. De hecho habrá alguien de escribir algún día cómo un sujeto como él llegó a gobernador de un grandísimo estado como es Jalisco. Desde aquellos años seguí su trayectoria. Regresé a los medios y me tocó cuando el panzón ya era diputado (desde entonces cuando se pone saco parece guarro) y sus desmadres cuando venía a Vallarta en los tiempos de Javier Bravo. Como legislador fue una nulidad y despegó cuando hizo berrinche y se fue del PRI al PRD y luego a Convergencia después MC. Está claro que quienes lo apadrinaron, priistas y panistas fueron los responsables de ese seboso monstruo de Frankenstein que es ahora. Pero, insisto, ya habrá quien le destine tiempo a contar esa tenebrosa historia. Estuve en el balcón de la casa naranja de Avenida de la Paz en Guadalajara cuando lo nominaron candidato a la alcaldía de Guadalajara. Estaba claro que los grupos de interés lo tenían elegido como su próximo candidato a Gobernador. Paréntesis para recordar la traición que le jugó Alfaro a AMLO en 2012 cuando fingió apoyarlo y luego apoyó a Josefina Vázquez Mota y como en la elección del 2018 se la jugó con Ricky Riquín Profuguín. Me limito a decir que, como pocos comunicadores en Vallarta le he seguido la huella. Pero me enfoco en el momento presente. Alfaro concretó desde antes de la elección su maroma más espectacular. De crítico y adversario de AMLO se convirtió en aliado e incondicional del Presidente. En menos de dos veces el gordo de Tlajo se ha reunido con López Obrador más de media docena de veces (que se sepa). Algo trama y algo le vendió al inquilino de Palacio Nacional.

Pasada la elección de junio pasado vino el fuera máscaras. Alfaro dejó en claro que no seguiría la ruta de ser "entrenador de fútbol" como le dijo en entrevista exclusiva --y pagada-- al reportero más incómodo para AMLO, Loret de Mola. Alfaro dijo que irá por la presidencia de la República en 2024. Lo que no dice es que lo hará con la bendición del Presidente de la República y con un objetivo muy claro: Dividir el voto opositor y favorecer a Morena y su candidata o candidato presidencial .


AMLO sabe que Alfaro controla la mayoría de votos en Jalisco y ahora ha construido un eje con Nuevo León vía Samuel García. Alfaro sabe que no será Presidente en el 24 pero le apuesta al desgaste de Morena y la edad de AMLO para intentar una segunda vuelta (como lo hizo en Jalisco) seis años después.

Así que desde ahora, con la venia de AMLO ha iniciado su camino a ser candidato. El gordo es buen candidato y seguro habrá algunos que no lo conozcan que voten por él. Lo interesante es que, como ahora en el 2024 el Movimiento no se una a la alianza PRI, PAN-PRD para hacer frente a Morena.

Justo como aquí en Vallarta, a nivel nacional será igual. Si es una elección de tres por Palacio Nacional, Morena ganará caminando mientras los opositores dividen voto con, digamos el gobernador de Yucatán, el mejor evaluado de México, Mauricio Kuri y el panzón Alfaro que golpeará a quienes debieran ser sus aliados naturales para honrar su nuevo pacto con AMLO.

Y es que uno revisa las cosas por las que, por ejemplo, se busca desaforar a Cabeza de Vaca en Tamaulipas y ve lo que tiene Alfaro y entiende que si AMLO quisiera lo traería de la calva desde hace rato.

Quizá eso midió el gordo, y se alió con el Presidente (una vez más, como lo hizo en 2012 y 2018).

Así que sí. Claro que Alfaro será el candidato de MC en 2024. Ayer me comentaban en este espacio que observan a Samuel García el gobernador electo de Nuevo Léon como otro aspirante pero se aprecia difícil que deje su cargo para intentar la primera magistratura al estilo Bronco. Samuel es mucho más joven que Alfaro y puede esperar al 2030 en donde sí sería un contendiente más consolidado. Alfaro como sea logró resultados en Jalisco que no se veían en una intermedia en todo lo que va del siglo así que cuenta con capital político y humano para lanzarse a la aventura por la grande.

Y de nuevo, lo hará sin ninguna expectativa de ganar. Desde la nominación impulsará, claro, el crecimiento nacional de emecé como marca política, lo que le permitiría una segunda intentona en 2030 y claro, el proyecto de sucesión en Jalisco con Pablo Lemus.

Alfaro le garantiza, con su estilo agresivo y las técnicas de campaña novedosas que ya pusieron en marcha sus empresas en la elección pasada de Nuevo León un crecimiento a emecé más allá del simple mantener el registro por lo que, de nuevo, no será sorpresa que quienes lo impulsaron para llegar a alcalde de Guadalajara y a gobernador de Jalisco lo apoyen a la que sigue.

Desafortunadamente Aristóteles Sandoval ya no podría contestar sobre el tema pero lo hizo ya el antecesor de ambos (Alfaro y Aris) Emilio Gonzalez Márquez, el arquitecto de la traición al PAN que llevó a Alfaro a posicionarse.

Emilio, justo cuando Alfaro confesó sus sueños presidenciales 2024 lo apoyó. Punto y aparte hay que reconocer que Emilio pudo ser mucho mejor candidato del PAN a los entonces Pinos, en su tiempo, pero le faltó operación. Aquí lo que dijo en reciente entrevista:

“A la gente de Jalisco no nos gustan los temas nacionales ni estar allá, porque el estado es importante, pero ese debe cambiar, Jalisco tiene que aportar más a la vida nacional. Enrique tiene que ser candidato a la presidencia y Jalisco lo tiene que apoyar”.

Emilio González Márquez ve con buenos ojos el que Enrique Alfaro pueda encabezar el bloque opositor en las elecciones presidenciales del 2024.

“El gobernador de Jalisco sin duda estará entre las personas que pudieran encabezar este proyecto (…) Creo que el Gobernador de Jalisco, quien quiera que sea, y más Enrique, tiene el potencial para convertirse en un líder a nivel nacional. No digo que tampoco sea el único porque cada partido podrá tener gente”.

“A mi me gustaría que el próximo Presidente de la República fuera un panista, sí, pero lo primero que estoy buscando es que no sea de Morena, debemos de apoyar a alguien que no sea del PAN, pues que así sea”, subrayó.

Entrevistado en el programa radiofónico “En Tela de Juicio”, el ex mandatario jalisciense quien ahora funge como delegado del Partido Acción Nacional en Quintana Roo, expresó que si bien es cierto su presencia no fue requerida por la dirigencia estatal para las elecciones, a nivel nacional se le valora por su pasado en la función pública y lo que podría aportar a los blanquiazules de cara al proceso electoral de 2024. ¿Cómo ves a Enrique Alfaro de posible candidato presidencial?

“Si ves la historia de México, hay muchos candidatos a aspirantes presidentes de estados que no tienen la trayectoria, tradición ni población de Jalisco. De Jalisco ves un par solamente, hace mucho y en condiciones diferentes a la vida democrática. A la gente de Jalisco no nos gustan los temas nacionales ni estar allá, porque el estado es importante, pero ese debe cambiar, Jalisco tiene que aportar más a la vida nacional. Enrique tiene que ser candidato a la presidencia y Jalisco lo tiene que apoyar”. Delegado del PAN en Quintana Roo, pero en Jalisco Emilio González apoya a Enrique Alfaro y a MC… “Yo de política no sé nada, yo hablo como ciudadano”.

¿Para qué les alcanzará en 2024?

“Depende de las decisiones que se tomen y el trabajo que se haga antes. Si somos capaces de transmitirle a la gente la realidad que estamos viviendo, hacer una reflexión y preguntarle a la gente si le está yendo bien ahora, no podemos culpar de todo a la pandemia, porque hay de 10 a 15 millones de mexicanos que no eran pobres y que en el gobierno de MORENA se han empobrecido. Si somos capaces de que la gente vea que MORENA los está empobreciendo, hay posibilidades. Los candidatos deben ser nuevos, con trayectoria en la lucha social, no en las estructuras del partido, si somos capaces de eso y proponer una alternativa diferente hay posibilidad de ganar”……. Nada que agregar. Alfaro candidato de MC 2024 con el apoyo de los que lo crearon en Jalisco. CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA TikTok @RODRIGOAGUILERAMORALES Whatsapp: 3222740597 En la web: http://elcu4rtopod3r.blogspot.mxCONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA TikTok @RODRIGOAGUILERAMORALES Whatsapp: 3222740597 En la web: http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx