• Rodrigo Aguilera

Busca Alfaro Unidad de Davalistas, Mochilistas y Hasta Luis Munguía Hacia el 2024


En la víspera del cambio de gobierno en Puerto Vallarta --y varios municipios de la región-- una de las noticias en evolución más trascendentes es la búsqueda de unidad de las distintas corrientes de Movimiento Ciudadano.

Con la certeza de que si de nueva cuenta llegan peleados a la cita del 2024 volverán a perder el Distrito 05 y el puerto cabecera del mismo, los del partido naranja trabajan ya en la construcción de una alianza para intentar superar la aplastante derrota del pasado cinco de junio en la región.

Y es que Vallarta y el distrito fueron la deshonrosa, para Movimiento Ciudadano, excepción a lo acontecido en la jornada electoral de hace ya cuatro meses.

Sobra decir que dicho resultado adverso fue el producto de viejas rencillas que se remontan a hace casi seis años cuando el Grupo Vallarta que encabeza Arturo Dávalos rompió con Ramón Guerrero "Mochilas" quien fuera alcalde de Puerto Vallarta de 2012 a 2015.

La ruptura casi alcanza al gobernador Enrique Alfaro cuando quiso bloquear a Dávalos en el 2018 y de nueva cuenta en este 2021 cuando desde Casa Jalisco cambiaron los acuerdos y forzaron una candidatura femenina en esta ciudad para lo que ni Luis Munguía ni Arturo Dávalos estaban preparados.

Dávalos se mantuvo en Movimiento Ciudadano pero Munguía como ya todos sabemos, tomó camino hacia Morena y tras casi lograr la candidatura a la alcaldía se fue al Partido Verde.

Ni al Grupo Vallarta ni a Munguía les alcanzó para la victoria electoral y únicamente facilitaron la victoria total de Morena en la cabecera y todo el distrito 05.

Tras la derrota y en sus recientes visitas a la ciudad, el propio Alfaro puso sobre la mesa la necesidad de reconstruir la alianza que tantas victorias le diera a Movimiento Ciudadano.

Para empezar deslizó la posibilidad de que el propio Dávalos se sume como legislador a la bancada naranja en el Congreso Local y, en caso de que la paridad se lo impida, sumar al ingeniero Dávalos a un cargo de relevancia en el gobierno estatal.

Las reuniones entre los equipos del Grupo Vallarta y del gobernador, encabezadas por un lado por Ramón Guerrero "Mochilas" y los operadores de Dávalos por otro, fueron en un inicio tensas pero al parecer se han ido volviendo productivas.

En la última conversación en la que el propio Alfaro buscó convertirse en el factor de unidad, el propio pelón de Tlajomulco puso sobre la mesa la posibilidad de reintegrar al "hijo pródigo" Luis Munguía.

Alfaro, en un arrebato de sinceridad poco común en él dio a entender que si Luis hubiera sido candidato de Movimiento hubiera tratado de que la determinación del partido, de que en Vallarta la abanderada fuera mujer, se cambiara.

El comentario de Alfaro provocó que el propio Dávalos le hiciera ver entonces que fue una determinación unilateral --el tema de la "paridad"-- que tenía como destinatario el Grupo Vallarta, que, sobra decirlo, no estaba preparado para presentar una dama como aspirante competitiva.

Alfaro pasó saliva y desvió el tema hacia el 2024 y de nuevo mencionó que buscará que Luis Munguía regrese al equipo naranja luego de haber provocado la derrota en este 2021.

La sospecha de que Alfaro "dejó correr a Luis" se ve cada vez más fortalecida pero a pesar de ello y de que el trago de la posibilidad de ver de nuevo como naranja al ex aliado rival que tanto los golpeó en la pre y la campaña les cayó pesado a los del Grupo Vallarta reconocieron que la ruta que propone Alfaro es la única con la que podrían ser competitivos en la siguiente elección.

Y es que en una elección de tercios como la anterior Morena tiene todas las de ganar en Vallarta, al ser, además, una elección local concurrente con la de Presidente de la República y gobernador de Jalisco.

A Alfaro le preocupa el 2024 ya que si bien el camino para retener la gubernatura parece despejado en la persona de Pablo Lemus, el tema de las diputaciones (que emecé ha venido perdiendo contra Morena) y el de la muy probable candidatura de él mismo como aspirante a la Presidencia de la República, requerirán de la capacidad de operación de quienes saben cómo ganar en la región.

La alianza renovada entre Alfaro y los estelares de la política vallartense está en construcción y pasará por varios indicadores sobre su avance, el primero, que le cumpla a Dávalos los compromisos de Casa Velas. Esto será verificable el primero de noviembre.

En el caso de que Alfaro incumpla compromisos la posibilidad de que el Grupo Vallarta termine sumándose a Morena en esta región es más que patente.

CUARTO DE GUERRA.- En el caso del propio Luis Munguía, en un texto que publiqué en este mismo espacio el 24 de agosto ya había analizado el caso… (…) "de regreso al Puerto, Movimiento Ciudadano tiene un piso de 25 mil votos aproximadamente lo qué lo sitúa como él retador pero en el 2024 estará en la boleta quien será el candidato más fuerte que se haya presentado, Pablo Lemus, quien será el próximo gobernador de Jalisco.

Eso lo pone en ruta de competencia con Morena pero debe construir una candidatura viable y, sobre todo, resolver el tema de Munguía.

Y llegamos así al caso de Luis Munguía, ahora con la camisa verde, pero quien demostró en las urnas que es el político con mayor peso político personal.

Luis se ganó a pulso la que, quizá, sea la regiduría más cara en la historia de la ciudad pero, la realidad se impuso. En una elección de tres lo único que haría, y que hizo, fue hacer perder a MC. (Por cierto el papel que hará Alfaro con la oposición en 2024).

Veamos su escenario más positivo (para Munguía): Lo nombran dirigente estatal del partido del Tucán. Un partido al que Luis levantó. Si se hubiera ido al PAN, por ejemplo, quizá hubiera ganado. Incluso si a Luis le cumple Enrique Aubry en el Verde (dejarle la dirigencia estatal en la que lleva diez año$$$$) el escenario es complejo.

Si Luis Munguía con el Verde va solo en Vallarta en elección federal y local concurrente va a sacar menos votos que en este 2021. Menos, muuuuuchos menos. Si le apuestan a la alianza con Morena ¿qué garantiza que la candidatura en Vallarta, el municipio más importante que gobernará Morena en Jalisco sería para el Verde? Claro que sería para el alcalde --o una mujer Morena-- pero NO para Luis. Ya con alianza local Morena-Verde Luis podría irse de diputado local ( a hacer, como lo ha hecho, NADA como legislador). Pero, estaría listo para esperar al 2027 y buscar desde el PVEM ooootra vez la alianza con Morena y ahora sí, ser candidato.

Eso le implicaría haber andado en campaña casi 20 años. Para ser alcalde. Al Peje le tomó 18 la Presidencia. Es demasiado esfuerzo y demasiado dinero. Poco viable se ve el asunto.

Ese es el mejor escenario de Munguía-Verde. Lo demás son sueños de mariguana fumigada. Luis tiene que tomar protesta como regidor en octubre y esperar a que Aubry le cumpla. Si NO lo nombra dirigente estatal como se dijo, nada tiene que hacer en el PVEM.

Entonces… eso nos lleva a los dos escenarios más realistas para Munguía (uno de los cuales se asomó la semana anterior cuando mi amigo César Langarica informó en su influyente portal REPORTE DIARIO que Luis se reunió con el senador José Narro en los Alcatraces de Fluvial) Luis debe tomar protesta como regidor vallartense y de inmediato sumarse a la bancada de Morena.

¿Por qué? Será un pez grande en un estanque chico. Ni el alcalde electo ni ningún otro Moreno le toparían en popularidad, capacidad y arrastre. Dentro de Morena Luis podría construir fuerte hacia el 2024 y, en el caso de no lograr la candidatura sí podría asegurar la del 2027.

Luis en Morena es un escenario que lograría que su capital político no se pierda como ya empieza a verse. La otra es que aplique la de la parábola del hijo pródigo en Movimiento Ciudadano. Que Luis se trague el orgullo, se quite el miedo a los insultos y zopapos y vaya a Casa Jalisco a buscar al panzón Alfaro que andará urgido de votos en 2024 para su proyecto como candidato a la Presidencia de la República.

El MC, como dijimos, no tiene en Vallarta una estructura ni candidatura visibles hacia la siguiente elección y ahí es donde Luis podría operar. En síntesis. Morena va a ganar Vallarta en 2024 si hay elección de tres. MC va a arrasar Jalisco con Pablo Lemus. Morena va a ganar la Presidencia de la República (quizá pondrá a la primera mujer presidenta) y Luis Munguía perderá de calle y hará ganar a Morena si necea en el Verde". Hasta ahí el texto, toca ahora esperar a que se materialice --o no-- la alianza naranja hacia el 2024.