top of page
  • Ruben Gómez Bernal

CÉSAR ABARCA GUTIÉRREZ ESTÁ DE REGRESO EN POLÍTICA


El conocido político vallartense César Abarca Gutiérrez, está de regreso. Rompió con una sequía de varios años de inactividad. Desde su salida de la dirección del Seapal de Puerto Vallarta, estaba dedicado a actividades privadas y a la familia. Solo hubo una poderosa razón que lo sacó de su zona de confort: trabajar a favor de la candidatura de Claudia Delgadillo al gobierno de Jalisco por el Partido Verde Ecologista. Lo de su regreso a la política ya lo tenía previsto, y lo aceleró su compromiso con Delgadillo, según lo reveló en  la entrevista que nos concedió en la que puntualiza el porqué de su regreso.

Durante seis años de retiro César tuvo que “capotear, propuestas, acoso, muchas invitaciones”, y siempre las evadió.

¿César Abarca Gutiérrez está de regreso en la política?

— Sí, estuve un tiempo sin actividad, sin embargo un suceso en mi vida, vino a cambiar todo.

¿Cómo fue eso?

—Recordará aquel accidente que tuve en un avión cuando venía de realizar un viaje de negocios, en el que me di un golpe en la cabeza al guardar la maleta arriba en el avión. De pronto no pasó del golpe, pero luego al llegar a Vallarta el golpe se me hizo una gran bola por lo que tuvieron que operarme de emergencia de la cabeza.

¿Qué pasó después?

—Después de salir del quirófano me puse a razonar que la política y el servicio público han sido una pasión en mi vida y que se puede perder la vida así en un momento tan efímero, y que no consideremos lo que nos apasiona, lo que nos gusta, que vivamos la vida como se debe, pues es un error.

Por eso dije en un momento no cerrarme a la posibilidad, de en algún momento poder participar en lo que nos apasiona.

¿Ese razonamiento te motivó?

—Y mucho. Y más cuando recibo la invitación a reunirme con mi amiga Claudia Delgadillo, y al ver a Claudia y a tantos amigos con los que he tenido coincidencias y que hemos participado en diferentes retos, los últimos en la administración de mi amigo fallecido Aristóteles Sandoval, la verdad es que me emocioné y no pude decir que no.

—¿Entonces listo para entrarle a lo que más te gusta?

—Le soy honesto: estoy nervioso son seis años inactivo y las cosas ya son diferentes, la política seguramente ya ha cambiado, pero no me detiene a que la emoción y el compromiso que hice con Claudia se puede desdoblar en resultados.

—César Abarca Gutiérrez muchas gracias por la entrevista.

—Al contrario se lo agradezco gracias.

…Y BAHÍA!SIGUE ARDIENDO!

Con la desaparición de la alcaldesa con licencia de Bahía, Mirta Villalvazo —no aparece por ningún lado– la situación política en el partido Morena, sigue siendo un caos, al no definir su candidatura.

Y es que hasta estos momentos el partido mantiene en vilo a los aspirantes a la designación de su candidato, una vez que Morena se desafanódel supuesto petardo lanzado desde las oficinas de Mario Delgado, en el sentido de que Mirta es la candidata.

Todo esto sucede en medio de muchas especulaciones, y es que los otros partidos ya dieron a conocer sus candidatos, y les están tomando ventaja, ante el silencio de Morena.

El silencio puede ser cómplice de una jugada complicada de última hora del partido para dar a conocer su candidata o candidato, estirando la fecha hasta el úĺtimo día y cuando ya nada puedan reclamar los aspirantes ya que en esta batahola de desinformación, los aspirantes se mantienen en el arrancadero a la espera de que se dé a conocer la situación.

Con el autoflagelo de Mirta ya le queda poca cuerda para andar en la procesión, y todo por  sus actitudes entre ellas la soberbia que en el éxtasis y mareada en el poder, la llevó a confrontar al propio gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero, viejo lobo de la política mexicana, para que quien Mirta resultó una oveja a la que le saldrá más caro el caldo que las albondigas de esta confrontación.

Hoy Mirta se esconde y no se sabe nada de ella, si acaso la familia sabe de su destino, pues se presume que ante los presuntos casos de corrupción que se han dado a conocer, su destino es estar tras las rejas de la prisión, si se le comprueban las acusaciones.

De ser así, sería el triste epílogo de una mujer que tuvo todo para realizar un gran mandato, una gran administración que tristemente echó por la borda al no poder controlar su temperamento y el de algunos de sus parientes, también proclives a la diatriba, aún en espacios públicos.

Hasta ayer en los corrillos políticos de Bahía corría la versión de que de un momento a otro Morena daría a conocer el nombre de la o él candidato. No obstante se duda que sea dado a conocer, pues insisto en que esto es como la pesca, cuando se trata de un ejemplar grande se tiene que dar cuerda y estirar, hasta sacar el pez premiado, pues en estos tiempos la política ya no es de merecimientos. |


Comments


bottom of page