• Juan Manuel Cervantes

¡CAMIONAZO!


Por falta de precaución, exceso de velocidad y una presunta falla mecánica, ayer por la tarde en la carretera federal 200 cerca del Tizate Nayarit, se registró un fuerte accidente que involucró a un camión de pasajeros y un vehículo de Coreos de México, el saldo fue de un lesionado y daños, el caso fue puesto a disposición de la Fiscalía.



El accidente fue registrado en el kilómetro 139 de norte a sur cerca de un desarrollo conocido como narval, en donde quedó el camión con número económico 614 de la sección Compostela de la ruta Sayulita a Puerto Vallarta, el cual, según el chofer, llevaba cuatro pasajeros que resultaron ilesos igual que el conductor de la unidad.

El otro vehículo involucrado en este accidente, era una camioneta blanca con caja cerrada de Mensajería o paquetería del Servicio Postal Mexicano, que era conducida por un hombre de 59 años de edad, quien sufrió lesiones en la cabeza y otras partes del cuerpo, el daño en la camioneta de SEPOMEX fue enorme comparado al camión.

De cómo sucedieron los hechos reportados al número de emergencias después de las 13: 30 horas, trascendió que al camión que circulaba atrás del vehículo de Correos, se le amarró la dirección y le pegó por alcance al de SEPOMEX y este perdió el control saliéndose hacia una propiedad privada con bambú, quedando su chofer lesionado.

Mientras que el camión solo se orilló en el acotamiento, varias personas que estaban cerca se acercaron al camión para auxiliar al chofer de Correos, mientras que fueron llamadas las autoridades para atender dicho caso y en minutos llegaron elementos en unidades de la Policía Vial, Protección Civil Municipal y Policía Estatal Caminos.

Las autoridades de tránsito municipal se encargaron de la vialidad y entre tanto tomaban nota de los hechos igual que los estatales, los paramédicos dieron los primeros auxilios al chofer de Correos quien presentaba lesiones en la cabeza y en otras partes del cuerpo, pero no fue necesario llevarlo al hospital para su atención.

Finalmente, fueron solicitadas dos grúas para remolcar ambos vehículos al corralón, intervino el seguro vehicular de al menos el camión de pasajeros, el caso fue puesto a disposición del Ministerio Público de Bucerías para deslindar responsabilidades, los vecinos se quedaron atónicos de que el chofer de Correos la haya librado del choque.