• Juan Manuel Cervantes

Causan Obras de Bahía Desmadre en Colonias

Por la falta de infraestructura pluvial en Bahía de Banderas Nayarit, algunas obras que se realizan en Nuevo Vallarta han tenido que desagüar a la vía pública las aguas pluviales acumuladas, afectando con ello no solo a la gente, vehículos y asfalto.



Entrevistada al respecto, la Arquitecto Maida Delgado, residente de la obra del hotel escuela en la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas informó, que la acumulación de agua que hay en la UT, es agua que les llega de la lluvia, en la UT no les entra agua de otros lugares, pues es agua que se acumula del temporal ya que la UT está en un pozo a 3 metros bajo el nivel de la carretera la parte más baja.



Comentó la entrevistada que en la obra del hotel escuela se han hecho trabajos de relleno, pero por la carencia de una buena infraestructura pluvial en Nuevo Vallarta, las aguas pluviales se han aventado a la vía pública, por parte de desarrollos algunos inmobiliarios a la avenida México de la glorieta de Los Tigres a la subestación de la CFE, así como antes lo hacía también la UT.



Sobre los acumulamientos que tiene la UT, dijo la Aquitecto que están en la parte de atrás del hotel escuela, además también tienen agua acumulada en un sotano del hotel escuela donde todavía no se han hecho trabajos, por lo que actualmente hay más de dos metros del nivel de agua en el sotano, es agua que sube por nivel freático, también hay agua de lluvia acumumada junto a la biblioteca y cerca de la palapa.


Indicó además la entrevistada, que ahorita ellos están haciendo trabajos de rellenos, se tienen previsto hacer cárcamos propios dentro de la UT, para poder desagüar toda el agua que cae de la lluvia durante la temporada, tanto en el hotel escuela como en la parte de atrás y mientras se bombea.


Al preguntar a donde se bombea el agua, la residente de obra dijo, que inicialmente se bombeaba hacia la avenida del egreso norte de Nuevo Vallarta, pero el FIBBA pidió que no lo hicieran para no dañar el asfalto, pero la manguera de bombeo era pequeña y luego con el permiso del Tigre, empezaron a bombear hacia atrás, pues entre el Tigre y el desarrollo Toscana, hay una boca de tormenta y por ahí se vertía.


Pero afirmó la residente de obra, que actualmente ya no están bombeando nada de agua, pues los trabajos que realizaron llegaron a su límite para ejecución de los mismos, pues desde la semana ante pasada ya no fue necesario sacar agua, por ello se descarta que sean ellos quienes inundan la calle del Tigre y la que aún queda se absorve en los mantos freáticos.


Finalemente dijo la Aquitecto, que el agua acumulada en la UT no les ha generado problema alguno respecto a la aparición de fauna nociva o criadero de mosquitos, pero podría ser que haya fauna en alguna zona abierta al interior de la UT, pero en la obra es zona cerrada y no está descubierta, por lo que están esperando que se retire el temporal de lluvias para resolver el problema del agua acumulada en la UT.