• Adolfo Torres

CFE y Tiempo Compartidos con más Quejas en Profeco

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) y los diferentes desarrollos de tiempos compartidos son los entes que más quejas tienen ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en la oficina de Bahía de Banderas.


Lo anterior fue señalado por David Haro, encargado de la oficina en Bahía de Banderas, al ser cuestionado sobre las empresas que más han sido señaladas por violar la Ley del Consumidor por lo que han tenido quejas ante la Profeco.

“La Comisión Federal de Electricidad que es el tema más importante que hemos visto, tenemos tiempos compartidos que igual es de lo más importante que hemos tomado y hay una automotriz que tiene bastantes quejas”.

En referencia a los tiempos compartidos indicó que el principal problema que se ha visto hasta el día de hoy, es el de no alinearse al llamado contrato de adhesión entre el consumidor y la empresa prestadora del servicio.

“Ha sido complicado, ese es el principal motivo que hemos teniendo, sobretodo el tema de contrato de adhesión, estamos encontrando que los establecimientos no tienen contrato de adhesión”

En ese sentido, aclaró que un establecimiento como un tiempo compartido no puede estar operando sin un contrato de adhesión, ya que esto va ser la clausura del lugar, si no regularizan esa parte los prestadores de servicios.

Aclaró que la principal queja hacia la CFE es por los cargos excesivos que se realizan en las viviendas vallartenses por parte de la empresa gubernamental proveedora de la energía eléctrica a nivel nacional.

Por otro lado, indicó que la compañía proveedora de automóviles nuevos constantemente ha violado el contrato de adhesión al realizar el cambio de condiciones estipuladas en el contrato original.

“El contrato de adhesión registrado previamente ante Profeco y esta automotriz está modificando las cláusulas, entonces es importante revisar siempre las letras chiquitas de nuestro contrato para evitar caer en un ilícito”.

Finalmente, indicó que en la dependencia se busca que los ciudadanos realicen sus denuncias por los canales adecuados para tratar de solucionar el conflicto entre la empresa prestadora del servicio y el consumidor.

“Buscamos que el consumidor tenga la cultura de la denuncia, no en redes sociales, sino directamente en nuestras páginas de concilianet o directamente en las oficinas del consumidor en Bahía de Banderas”.