• Adolfo Torres

Cien Días Cerrada la Basílica de Talpa


Basílica de Nuestra Señora de Talpa

Debido a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad del Covid-19, Basílica de la Virgen de Nuestra Señora de Talpa tuvo que cerrar por cien días durante 2020, lo que ha generado grandes pérdidas económicas para la población.

Lo anterior fue señalado por Roberto Villalobos Valencia, párroco de la comunidad de San José en Talpa de Allende, al ser cuestionado sobre las afectaciones que se han tenido en el sitio por las medidas de sana distancia establecidos para combatir el coronavirus SARS-CoV-2.

“Siguiendo las instrucciones de salubridad y los protocolos y el gran peligro que implica esta enfermedad del Covid-19 pues estamos tratando de que venga poca gente pocos grupos y cuando se apretó el botón rojo suspender celebraciones cien días con la basílica cerrada”.


Roberto Villalobos Valencia.

Indicó que también se han tenido que suspender todas las romerías que anualmente se realizan en dicha población desde el pasado día 14 de marzo de 2020, fecha que se decretaron las medidas de sana distancia en el estado de Jalisco.

“Ha sido un cambio muy radical, nunca visto tanto por los locales, como para nosotros los sacerdotes que venimos por un tiempo y luego salimos a otro lugar, pero sí ha sido notable el cambio de asistencia de miles, se calcula en cinco millones al año de peregrinos en este santuario de Talpa y este año pues no sé cuándo ya los han contado ha sido pues muy poca gente”.

No obstante, pidió a los ciudadanos de dicho lugar; así como los millones de peregrinos que anualmente visitan la población seguir resguardándose para evitar que el coronavirus se siga expandiendo entre la población.

Irnos cuidando mucho, seguir las indicaciones de salubridad, atender a la ciencia y a la razón, la lógica de cuidar nuestra vida como prioridad, la salud es lo primero, creo que si nos cuidamos todos, un tiempo, llegará el tiempo de poder abrir también todo normalmente los negocios.

Agregó que una buena parte de la población de la localidad, basa su economía en el turismo religioso que acude con frecuencia a la población para visitar la basílica y de paso llevar algún recuerdo del lugar.

Están abiertos (los negocios), pero con muy poca gente, se ha limitado mucho el ingreso de las familias, pero ahorita el mensaje sería vamos cuidándonos, pedirle a Dios que nos proteja de estos males.

Dijo que esa crisis económica también ha llegado a la propia iglesia, ya que en la basílica de Talpa trabajan 30 personas, las cuales están debidamente inscritas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y se han mantenido trabajando, aunque se han tenido que llegar a algunos acuerdos para no rescindir definitivamente de sus servicios.

Finalmente señaló que en el sitio hay una gran cantidad de defunciones, la gran mayoría por padecimientos crónico-degenerativos a lo que se suma la nueva pandemia creada por el SARS-CoV-2 y la enfermedad del Covid-19.

“Hay mucha, aquí en Talpa, mortandad por cáncer, diabetes, ataques al corazón infarto y ahora pues el Covid”.

SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.