• soycolin

Dan 44 Años de Prisión a Acusado de Violación

El Juez de Oralidad Penal en Puerto Vallarta, dictó sentencia condenatoria en contra de un hombre de 32 años, quien fue acusado del delito de abuso sexual infantil, en agravio de una jovencita que era su familiar, a la que ultrajo en repetidas ocasiones, desde que ella tenía 12 y hasta los 15 años de edad.

Se trata de Abel “N”, quien recibió una sentencia de 44 años, cinco meses y diez días de prisión, al ser encontrado culpable del delito que se le acusa.


De acuerdo al expediente penal, la víctima tenía 12 años, cuando el ahora sentenciado, quien es su familiar, aprovechándose de la inocencia de la menor de edad y de que en ocasiones se quedaba a solas con ella, sostuvo relaciones sexuales con ella en repetidas ocasiones.

En un principio la menor de edad se negaba, sin embargo con el tiempo accedió a lo que Abel le proponía, pero aun así, por le edad que tiene ella tenía en ese entonces, jurídicamente no era capaz de diferenciar entre el bien y el mal.

En una ocasión, la familia acudió a las fiestas de La Cruz de Loreto, asistieron a una charreada en ese sitio y al caer la noche, la niña pidió a sus padres irse a casa, pero como ellos querían seguirse divirtiendo, Abel aprovechó la oportunidad para ofrecerse a llevarla él, siendo el momento en que éste volvió a sostener relaciones sexuales a bordo del vehículo en que viajaban.

La última vez que ocurrió uno de los ataques, fue en el 2018, cuando la afectada se encontraba en el parque con sus primos y demás familiares, pero de pronto decidió irse a casa y estando ahí llegó Abel, quien ingresó a la finca volvió a hacer de las suyas, sin embargo en ese momento llegó el padre de la jovencita, quien descubrió lo que estaba ocurriendo y de inmediato dio parte a las autoridades.

Abel fue detenido por parte de agentes policiales y denunciado ante la Fiscalía Regional, en donde una vez que se realizaron las investigaciones correspondientes, se turnó el caso al Juez de Oralidad Penal en esta ciudad, quien luego de un minucioso estudio de cada una de las pruebas ofrecidas por el ministerio público, así como valorar las circunstancia de modo, tiempo y lugar, concluyendo con la sentencia de poco más de 44 años de prisión, una de las más altas, dictadas desde hace mucho tiempo y que sin dejará un antecedente para otros procedimientos.