• Verónica Díaz Rodríguez

Dejan Libre a “Violador”


Mientras una mujer se debate entre la vida y la muerte, su agresor goza de su libertad, luego de que el Juez de Control y Oralidad Penal no encontrara elementos suficientes para procesarlo por los delitos de feminicidio en grado de tentativa y abuso sexual.

Se trata de José Luis González Esparza y o Miguel Alanís Ruvalcaba, alias “El Talibán”, quien la madrugada del lunes fue detenido por elementos de la Policía Municipal, tras ser reportado por agredir física y sexualmente a una señora de 69 años en la Playa Flamingos.


Cuando los uniformados llegaron a la playa, junto a una casa de campaña, sorprendieron al asqueroso individuo encima de la señora, misma que tenía sus prendas de vestir desgarradas y estaba inconsciente, debido a la severa golpiza que éste le propinó.

Una vez que “El Taliban” fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público, éste no realizó algunas de las diligencias que correspondían, como fue el adjuntar a la averiguación previa el parte médico de lesiones de la víctima (nunca lo recogieron del hospital) no se le realizaron exámenes médicos para saber si presentaba huellas de violencia sexual. Tampoco se analizó la sangre que el sujeto tenía en sus brazos para compararlos con la de la víctima.


Con todo y la falta de elementos de prueba, el Ministerio Público pasó a disposición del Juez al presunto delincuente, sin embargo, durante la audiencia inicial, el juzgador consideró que no existen pruebas contundentes que acrediten los delitos y por tanto concedió la libertad al inculpado, apercibiéndolo de que no debe abandonar la ciudad.

Mientras tanto, en el hospital Regional se encuentra hospitalizada la señora de 69 años, quien está en coma inducido, debido a las severas lesiones que presentan en cráneo, rostro y cuerpo, por lo que sus familiares exigen que se haga justicia.

La mujer vivía desde hace un par de meses en la playa, en una casa de campaña, pues a pesar de que cuenta con familiares en esta ciudad, adoraba vivir en la playa y dormir bajo el arrullo de las olas.

Hace algunos días “El talibán” fue visto merodeando por la zona donde la señora tenía su casa de campaña, pues al parecer ya tenía planeado atacarla. El domingo estuvo en la playa durante el día, tomando y se comportaba muy agresivo con las personas.

Al caer la noche, poco a poco los vendedores de playa y bañistas se fueron retirando, pero éste continuó ahí hasta que vio la oportunidad de atacar a la dama, a quien golpeo hasta dejarla inconsciente.