• Verónica Díaz Rodríguez

Despiden a Policía que Murió en Cumplimiento de su Deber


En medio del llanto y el dolor, al menos un centenar de personas, entre familiares, compañeros y amigos despidieron al policía Mario Ortega Palomera, conocido como “Yegua”, quien perdió la vida tras un intento de asalto en el municipio de Bahía de Banderas, donde se desempeñaba como Policía Municipal.

Poco antes de las 13:00 horas el cortejo fúnebre partió de la casa de los padres de Mario, en la calle Iturbide #126 en la delegación de Ixtapa, donde se llevó a cabo el velorio, rumbo a la iglesia Sagrado Corazón de esa misma demarcación, donde se celebró la misa de cuerpo presente.


Correspondió al padre Leonardo Daniel Zavala Bonilla presidir la ceremonia y dirigir unas palabras de consuelo a los presentes, hizo énfasis en que el sacrificio del uniformado será tomado en cuenta por el Creador, pues perdió la vida en el cumplimiento de su deber.

Encomendó el alma del servidor público, al tiempo que pidió por las necesidades físicas y espirituales de su familia y los llamó a estar más unidos que nunca para sobrellevar tan lamentable pérdida.

Al término de la eucaristía, a bordo de una camioneta colocaron el féretro con los restos de Mario Ortega, acompañado por sus hijos y algunos policías, mientras los más de cien asistentes, lo seguían a pie hacía el panteón de lxtapa, mientras una banda entonaba sus canciones favoritas.

Para cuando el cortejo llegó al cementerio, al menos una docena de policías ya estaban listos y enfilados para recibir los restos de Mario, lo cargaron en hombros y llevaron hasta su última morada, en donde sus padres, su esposa y sus hijos, abrieron el ataúd y volvieron a despedirse, pero está vez, para siempre.

Enseguida se dio paso al pequeño homenaje preparado por los policías compañeros de Mario. El discurso corrió por parte de comandante Guadalupe Acosta Navidad, quien con voz entrecortada, dijo que “hoy nos embarga un gran dolor en el pecho, que no parece calmarse, hemos perdido a un hermano de sangre azul; hemos perdido a un gran amigo y compañero de trabajo”.

Mario fue un gran ser humano, que siempre se caracterizó por su alegría, su dinamismo, por su deseo de servir al prójimo. Además de ser un hombre respetuoso y creyente de Dios. Portó con orgullo el uniforme y fue fiel al servicio que se le encomendó, al grado de perder la vida, agregó el comandante.

Las palabras del uniformado calaban hondo entre sus compañeros, quienes con sus rostros bañados en lágrimas, continuaron con el programa, el pase de lista, ¡Mario Ortega Palomera, Presente!, seguido de los aplausos y el llanto incontenible de sus familiares que no dejaba escuchar del todo, las canciones que la banda tocaba para despedir a La Yegua.

Mario Ortega Palomera, nació el 9 de enero de 1970 en Puerto Vallarta, vecino de la calle Iturbide en la delegación de Ixtapa. A su mayoría de edad se enlistó en la Secretaria de Marina Armada de México, en donde prestó sus servicios por 15 años. en el 2008 ingresó a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Bahía de Banderas, donde apenas el pasado 13 de marzo habría cumplido trece años de servicio.

Mario ortega Palomera fue uno de los siete hijos que procrearon los señores Adolfo Ortega Lepe y Natividad Palomera Zárate. Desde niño, una de sus grandes pasiones fue el futbol y destacaba por su velocidad para correr, de ahí le viene el apodo “La Yegua”, porque a decir de sus compañeros “corría como yegua desbocada”, uno de los equipos con los que jugó muchos años fue el denominado “Olímpicos de Ixtapa”, cuyos compañeros, al igual que muchos amigos y familiares, ayer lloraban su partida. Descanse en paz.

SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.