top of page
  • Héctor Colín

El Alcalde de Viaje y el Pueblo Caído

Puerto Vallarta, Jalisco.- Es muy cierto que los viajes nutren el alma y levantan siempre el ánimo, iluminan nuestras vidas y nos abren la mente. Hay quienes están muy acotumbrados a viajar porque trabajan en eso, a eso se dedican y aprovechan pero hay otras personas que dejan sus responsabilidades, cuentan sus pesitos y se largan a conocer el mundo, mientras tanto que la casa se caiga, que el perro se muera de hambre y la alcancía adelgace. Hasta allí todo bien porque son asuntos que decide cada persona.



Pero qué sucede cuando tienes la casa hecha un asco, el balcón hecho pedazos y le dices a tus hijos que no tienes dinero y te largas, pues vienen los problemas, sobretodo cuando el viaje no sirvió para nada de lo que antes dije.



De Puerto Vallarta se largó una nutrida comitiva de funcionarios a Yucatán a un tianguis del que no comprenden el funcionamiento, por lo que ya hace inútil presencia, pero hace falta considerar un elemento clave de todo este mitote.


El rancho se cae a pedazos, por los motivos que se les ocurran pero en esa situación se encuentra. No se ha solucionado el problema del agua, de las lineas de agua potable y el drenaje, las calles están hechas garras y el muelle de Boca de Tomatlán es un asco peligroso.



Hay dos argumentos, el primero significa culpar a la pasada administración por las condiciones en que dejaron la ciudad y el gobierno, sin dinero, dicen y con algunos proyectos olvidados, el otro agumento es que no hay dinero, ambos pudieran ser válidos si consideramos que los colaboradores de Luis Michel son más inútiles que mis pantuflas para el frio de Vallarta.


Sin dinero si se puede trabajar, el ingenio ayuda pero para tener ingenio tuvieron que haber cursado sus tres años de kinder sin reprobar una sola vez por lo que pudiera no aplicarse aquí el ingenio. Decir que no tienes dinero y rotular culeras las patrullas, los camiones del Principe y todavía irte de viaje con la familia es lo más cínico que pude haber visto de un gobernante en los últimos 20 años.


El problema del muelle de Boca de Tomatlán tiene de toda la vida, el pleito por quién tiene la responsabilidad de arreglarlo es más estúpido que la oposición verde del cabildo.


Vallarta dice que no le corresponde arreglar el muelle porque sirve para llevar raza a Cabo Corrientes; Cabo Corrientes dice que no le toca porque está ubicado dentro del territorio de Vallarta, los empresarios gritan como locos pero no se hacen responsables de un muelle que ELLOS usan todos los días y la raza del pueblo pues nada más agacha la cabeza, abre los ojos y dispara una lágrima para dar lástima. Nadie le mete mano al pobre Muelle y los que tienen la responsabilidad no lo hacen porque andan de viaje y ya se gastaron la lana que incluso dijeron que no tenían.


Ambos municipios son estúpidos, mira que no arreglar un muelle que beneficia a ambos pueblos y toda su raza es verdaderamente una muestra de pendejez.

Comments


bottom of page