• Ruben Gómez Bernal

EL ASESINATO DE TOMÉ UN AÑO DESPUÉS

Ayer se cumplió el primer aniversario del asesinato del empresario inmobiliario Felipe Tomé Vázquez, cuya muerte sigue sin esclarecerse. Contrario al buen camino en las indagatorias del

Reconoce el Fiscal de Jalisco, que no tienen el móvil del atentado contra Aristóteles.

crimen del ex gobernador Aristóteles Sandoval, de acuerdo a lo informado por la Fiscalía y ratificado en esta ciudad por Alfaro en gira de trabajo, lo de Tomé sigue sin aclararse. Se suponen que tuvo que ver en la muerte del empresario su actividad inmobiliaria, pero el asesinato sigue en la obscuridad. El caso es un galimatías, levantado en Jalisco y tirado muerto en Nayarit. Nadie sabe en qué estado fue victimado Tomé, y por lo tanto en qué estado van las investigaciones, que tienen qué ver con Jalisco tanto como Nayarit. Extrañamente ninguna Fiscalía se han pronunciado en cómo van las investigaciones, si hay avances, si duermen el sueño de los justos, si están en los archivos o si están en el cesto de la basura. El silencio absoluto no se informa ni se dice nada.


SIN CONOCERSE EL MÓVIL DEL ASESINATO DE ARISTÓTELES


Ayer el Fiscal de Jalisco Gerardo Octavio Solís Gómez, reconoció que aún no se tiene el móvil del asesinato del ex gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, ocurrido en Puerto Vallarta el 18 de diciembre del año pasado en conocido antro de la avenida Francisco Medina Asencio. Apreció que el móvil quedará establecido hasta que los autores del homicidio sean detenidos y llevados ante la justicia, los que ya están identificados y tienen órdenes de aprehensión en su contra.

Conocer los motivos del atentado dependerá, dijo, “de cuando puedan ser presentados ante el juez los autores materiales. No olvidemos que nosotros llegamos a esa etapa donde los autores materiales fueron identificados y seguramente ellos actuaron a resultas de una petición de alguien. Ahí es en donde vamos a avanzar a la siguiente etapa".

Son 13 personas las sentenciadas, todas ellas trabajadores del bar que modificaron la escena del crimen. 11 hombres y 2 mujeres: Loot “N”; Christian Jhovanny “N”; Abner Abraham “N”; Alonso “N”; Oscar “N”; José Everardo “N”; Alexis Omar “N”; Édgar “N”; Juan Orlando “N”; Iliana “N”, María del Rocío “N”, Alex “N” y Cassandra “N”.


Sin embargo la Fiscalía dejó en claro que estas personas reconocieron su responsabilidad en el delito de encubrimiento con lo que alcanzaron una reducción de la pena, los que pagaron una multa para obtener su libertad en corto tiempo, que en el caso de Raúl “N”, detenido el 22 de diciembre y vinculado por cohecho tras ofrecer dinero a los agentes de la Fiscalía que lo capturaron cuando intentaba escapar de una torre Icon a bordo de un auto. Va a hacer un año que Raúl N, fue liberado luego de que el pidió audiencia y se declaró culpable, motivo por el cual impusieron una pena menor a cuatro años y obtuvo el beneficio de libertad a delitos menores de cuatro años y un día de cárcel. De acuerdo a las investigaciones del caso, los causantes fueron un hombre y una mujer que le dispararon en el baño del establecimiento.


MOVIMIENTO VALLARTENSE CONTRA EL RUIDO


El hecho de que cada día crece más el movimiento contra el ruido en Puerto Vallarta, indica el hartazgo de la ciudadanía ante uno de los problemas de más acelerado crecimiento, el ruido que se esparce a lo largo y ancho de la ciudad y el municipio. El problema no es de hoy, viene de mucho tiempo atrás en el que los diferentes gobiernos municipales han dejado crecer irresponsablemente el problema al ritmo del crecimiento de la ciudad.


El problema del ruido se ha acentuado en los últimos tiempos debido a la proliferación de negocios en dónde hay música, y las autoridades son omisas, o actúan en contubernio, siempre con la letanía de que están "protegidos", lo que utilizan como camuflaje para no actuar.


Son muchas las historias que se cuentan del pasado titular de Padrón y Licencias, que entró con una mano atrás y otra adelante y ni siquiera tuvo precaución de ser discreto ni ocultó lo bien que le fue. Fue omiso en sus responsabilidades, expandiéndose la impunidad por todos lados.


El gobierno de Morena tiene la responsabilidad de trabajar por la tranquilidad de las familias, sin menoscabo de los negocios ruidosos aplicando su autoridad, buscando la armonía que no es otra cosa que moderen el volumen a sus aparatos de sonido.

En los barrios y en las colonias el ruido es un serio problema. Uno de los principales motivos de la mala convivencia entre vecinos, que muchas de las veces terminan en pleitos y más cuando hay alcohol de por medio. Es natural que haya diferencias, todos tienen derecho a la tranquilidad por eso cuando reportan a la policía y no les hacen caso la situación empeora. O va la policía y los ruidosos le bajan el volumen pero en cuanto se van le vuelven a subir.


Y esto se vuelve un círculo vicioso al que otros ayuntamientos han encontrado solución, como es el caso de Guadalajara, que si detectan antros o vecinos ruidosos les aplican el reglamento, los multan y se les agrega al pago del predial. Además, el ayuntamiento metió en cintura a los grandes negocios a base de multas y constante vigilancia.


Existen otros ayuntamientos como en el de Hermosillo, que mantienen buenas respuestas a los reportes vecinales del ruido, han logrado con éxito el control de los vecinos ruidosos. En Puerto Vallarta los que más contaminan son los negocios, restaurantes, antros, etc., que está en manos de la autoridad meterlos en cintura.