• Omar Arce Nolasco

¡EL CHAPULÍN VERDE!


La política ha cambiado. Ya no es el partido el que gana, sino el mono; y en ese orden de ideas, Luis Ernesto Munguía, a quien muchos llaman “Chapulín” por brincar de partido en partido, le lleva una gran delantera a cualquier candidato que le pongan.

¡Pero no se equivoquen! Yo no tengo ídolos ni es que considere que es lo mejor que le puede pasar a Vallarta; eso tendrá que demostrarlo Él cuando llegue. Lo digo porque lo leo en las redes y lo escucho entre el pueblo, que es el que, por convicción, conveniencia, agradecimiento, o lo que sea, hace ganar candidatos con su voto y Munguía, durante los primeros días del confinamiento por la jodida pandemia, supo aprovechar bien los tiempos. Cuando el pueblo, desesperado por estar perdiendo el empleo a causa de los cierres del Gobernador decía: “¡Oh! ¿Y ahora quién podrá defenderme?” El que se les aparecía con despensas, pollos asados, consultas y medicinas, era el “chapulín”, viniera del color que viniera. Podía ser colorado, blanquiazul, naranja, guinda, verde o multicolor; daba de comer y eso el pueblo no lo olvida. Lo hacía con nuestro dinero; eso es cierto. Sin embargo, ¿dónde estaban todos los que ahora vendrán a decirnos que “aman al pueblo”? ¿Qué estaban haciendo mientras Luis Ernesto Munguía le repartía comida a la gente?

No pretendo menospreciar, pero el juego de la política es así y por lo pronto, nadie conoce todavía quién es, y qué ha hecho Guadalupe Guerrero de MOVIMIENTO CIUDADANO, que pareciera que solo está ahí por ser mujer y arropada, en cierto modo, por el trabajo realizado por el ingeniero Arturo Dávalos. Cuando oigo su nombre, lo único que mi mente puede evocar es a una señora muy conservadora (o sea salida del PAN a tamborazos) espantada por lo que lee en mis columnas. Muy respetable su aspiración, como la de todos; pero si alguien le conoce algo digno de alabanza, ahí le encargo. En MORENA se están despedazando y no tienen forma de nada; el rancio y doble moralista PAN con la maestra Idalia pinta para un respetable tercer lugar, y digo “respetable” porque Ella es una persona que le aportará a las campañas, lejos de propiciar la pelea. La candidata del PRI, una honorable dama cuyas aspiraciones son loables, no es más que un títere de sus “progresistas” dirigentes. De la pedacera mejor ni hablamos.

Visto el panorama, seamos sinceros y respondámonos la siguiente pregunta: ¿Queda mejor opción ante la gente? Voy a decirle lo que creo: Puede que sí; tal vez quede por ahí algún buen elemento en un partido equivocado, pero nunca salió a dar de comer y esa ventaja es la que les lleva Munguía a todos. ¡Qué se le hace! La política se juega así en nuestro tiempo y no contaban con su astucia.

Por mi parte, todos los candidatos (incluyendo a Munguía) serán escuchados, analizados, cuestionados, y puede que hasta probados; pero desde ya auguro el triunfo de Luis, seguido de la candidata del MC, Guadalupe Guerrero, y de la maestra Idalia, candidata del PAN.

Facebook: https://facebook.com/omar.arcenolasco

Twitter: @elbastonazo

Teléfono, WhatsApp y Telegram: 322 191 10 89.