• Rodrigo Aguilera

El Futuro (de Kuma) que Nunca Llegó


PUERTO VALLARTA Jalisco.- (Especial para SIEMPRE LIBRES) Al inicio del proceso electoral 2018 sostuve un debate con el entonces diputado local jalisciense "independiente" José Pedro Kumamoto Aguilar quien en ese momento buscaba competir por un escaño en el Senado de la República.

Lo cuestioné respecto a que, detrás de su aspiración se encontraba el multimillonario Fernando González Corona.

Esto luego de que se registrara como suplente de la intentona de llegar a un escaño por parte de Kumamoto a una de las chairas más intransigentes de la región (y empleada de González Corona en una de sus tantos parapetos fiscales) Juana Adelfa Delgado.

Adelfa era la encargada de la agrupación mafiosa fondeada por González Corona Asociación Civil, Consejo por la Seguridad, Transparencia y Buen Gobierno de Puerto Vallarta con la que González Corona intentó sabotear la candidatura de Arturo Dávalos en 2015.

Kumamoto y Adelfa están ahora bajo la sombra de Fernando González Corona empresario hotelero, dueño del periódico Tribuna de la Bahía, ex alcalde ex diputado local, siempre gustó de tener hilos de control en toda actividad pública. Con su Asociación Civil, Consejo por la Seguridad, Transparencia y Buen Gobierno de Puerto Vallarta pretendió perpetuar su dominio e influencias en el mundillo de la política.


El "Logro" de Kumamoto

una Pendejada: Ackerman


John Ackerman (Rey de los Chairos) también tundió a Kumamoto: el diputado que dice ser "independiente", pero que conmulga con grupos de mucho poder en Guadalajara, "se disculpa" en Twitter y además manda un ejército de bots para atacar y denostar a cualquiera que se atreva a criticarlo o llamarlo a cuentas.

SE COMPORTA COMO UN POLÍTICO MÁS. Así como en España inflan al partido "Ciudadanos" para contener a Podemos, en México el partido de los "independientes" se dedica a atacar a Morena.


En 2018, Pedro Kumamoto contendió y logró el tercer lugar en la búsqueda de un espacio en el Senado, financiado por empresarios como González Corona. Kumamoto dejó la "independencia" y formo su partido "Futuro" que quedó muy lejos, logró la quinta parte de los votos que tuvo en 2018 y dejó en claro que era un político más. ¿Por qué no llegó el Futuro?

La respuesta: una campaña de más errores que aciertos, que hizo que tal como hace tres años, viéramos a los ex Wikis, la noche de la elección, recibiendo los resultados entre, lamentos y porras desganadas, intentando procesar lo que, de alguna manera, no quisieron ver venir.

Por este caso, y otros muchos, como el de Samuel García en Nuevo León, una de las lecciones dolorosas que dejó este proceso electoral para algunos es que las campañas sí importan, tanto, que pueden hacer ganar a quien arranca la carrera electoral en un tercer lugar de preferencia, como pueden hacer perder a quien la lideraba.

Los errores de Futuro en la campaña fueron muchos, algunos incluso repetidos de la elección anterior. Uno de ellos, quizás el que originó el resto, es que parece que no dimensionaron la complejidad del territorio y población que pretendían gobernar, y que como pasó en 2018, cuando no entendieron que Jalisco es mucho más que solo el área metropolitana, ahora que buscaban conquistar el ayuntamiento de Zapopan, no comprendieron que el municipio más poblado del estado, se extendía más allá de las inmediaciones de cierta universidad privada en el sur de la ciudad.

Y es que por más que el movimiento, buscó tocar fibras de empatía y optimismo, la "buena onda" no fue suficiente para ganar nada en la ZMG ni menos en el interior del estado con sus carteles pintados a mano y activaciones, que si bien simpáticas, no lograban un impacto más allá del mismo circulo reducido en redes sociales; y menos, haciendo oídos sordos y ojos ciegos a las tendencias claras que se iban marcando, y que tal vez de atenderlas, les hubiera permitido ajustar los elementos de la estrategia que no estaban dando los resultados esperados.

En el afán de hacer una campaña única, no quisieron darse cuenta, que esas prácticas de los partidos que tanto rechazaban, no son más que respuesta a las carencias de ciudadanía que aquejan a los mexicanos, y por supuesto, a principios de comunicación y mercadotecnia política, como lo son la repetición y el posicionamiento. Es por eso, que una estrategia como la suya, no podía tener éxito en una ciudad como la nuestra, en la que el grueso poblacional conoce a sus candidatos y vive las campañas, a través de lonas, espectaculares, calcas, flyers y spots.

El gran problema detrás de la campaña de Pedro Kumamoto es que quienes la idearon asumieron, como tanto nos lo repitieron, que los resultados en Zapopan de la elección de 2018, en la que se buscaba el escaño en el Senado, eran indicador suficiente de un triunfo inminente, y olvidaron, que las personas no votan por un legislador con las mismas lógicas que lo hacen por un alcalde, que son puestos para los que los ciudadanos buscan perfiles distintos, y que por lo tanto, el principal reto de la campaña era probar que Pedro tenía la madurez política suficiente para ocupar una alcaldía que controla un presupuesto de más de $7 mil millones de pesos. Irónicamente, ofrecieron una campaña que, si bien original, fresca y simpática, transmitía lo contrario, y ahora los resultados son irreversibles, el futuro no llegó. ¡Y qué bueno que el simulador Kumamoto quedó exhibido por la ciudadanía!


Gobierno Atascado



El gobierno de Jalisco se encuentra atascado entre lo urgente y lo importante. Hacia la segunda parte del sexenio de Enrique Alfaro Ramírez, queda claro que las principales crisis que enfrenta su administración son ignoradas. No porque estén contenidas o resueltas. Sino porque no hay mejoras sustanciales para resolver los problemas y, al contrario, en algunos rubros existe un franco retroceso.

¿Cuáles son las principales crisis? La más importante –por mucho– son los diferentes tipos de violencia. En particular los desaparecidos, los homicidios, la prevalencia del narco en regiones del estado y de la ciudad. Por supuesto, los feminicidios.

De hecho, con datos del SESNSP, Mural publicó que han aumentado los hechos de violencia en los primeros cinco meses del año respecto al mismo periodo de tiempo de 2020. En homicidios dolosos pasamos de mil 103 a mil 121.

Otra gran crisis en este sector es resolver el complejo nudo gordiano que subsiste en el Instituto Jaliscienses de Ciencias Forenses (IJCF).

También resulta prioritario atender la sequía que sigue afectando a la Zona Metropolitana de Guadalajara a pesar del arranque del temporal. Siguen pendientes las resoluciones respecto al destino final de El Zapotillo y resolver de fondo el tema del agua para la ciudad.

Sin duda otro gran pendiente es el combate a la corrupción e impunidad. Sigue en el aire que el Poder Judicial resuelva conflictos tan relevantes como A Toda Máquina, la Villa Panamericana e Iconia, por mencionar tres casos de muchos más.

La pandemia que no termina ni para. Parece que todos, sociedad y gobierno, ya la han dejado atrás y los muertos se agolpan: 69 la semana epidemiológica pasada. Reactivar todos los rubros sin tener un avance sustancial en la vacunación sigue siendo un riesgo latente.

Finalmente, la situación de género en Jalisco. Atajar la violencia y ser efectivos en los avances de sus derechos. El paritarismo llegó felizmente al Congreso y las mujeres serán mayoría. Ahora se les deben entregar las comisiones más importantes (la Junta de Coordinación Política es clave) para que avancen en la agenda feminista. Pero aquí también hubo un lamentable retroceso y hubo menos alcaldesas que el ciclo anterior.

Estos son algunos de los conflictos más importantes que prevalecen y que la borrachera electoral naranja no pela.

CONTACTO: Twitter @RODRIGOAGUILERA Whatsapp: 3222740597 En la web: http://elcu4rtopod3r.blogspot.mx