top of page
  • Ruben Gómez Bernal

EN PUERTO VALLARTA NO ES GRAVE LA CONTAMINACIÓN, DE HECHO NO EXISTE


Es justo reconocer que la diputada Yossuara Canales, votó en contra de la verificación vehicular. No avaló con su voto, una de las  medidas más cuestionadas por la ciudadanía que ve en la revisión más que una medida en pro de la ecología de Jalisco, un impuesto recaudatorio, que será anual, si es que el próximo gobernador está de acuerdo con la continuidad de la política recaudatoria como lo califican propietarios y no propietarios de vehículos, ya que esuy poco lo que queda para el fondo ecológico y las bondades no son como lo quieren vender, pues solo 80 pesos quedará de cada vehículo verificado, llevándose la tajada del león los proveedores del software de los aparatos.

Y es que en el caso de Puerto Vallarta realmente la polución no es grave, ciertamente por el crecimiento poblacional irá en ascenso y llegará un día que tengamos niveles de contaminación, que no  serán saludables para vida humana y entonces sí, la verificación tendría razón de ser aplicada.

Pero actualmente no es tan urgente como para imponer una revisión a chaleco, una medida que traerá consecuencias a Puerto Vallarta, por su calidad de destino turístico, que está viviendo un boom importante en la captación turística que lo mantiene liderando en ocupación, a los demás destinos de playa.

DE TODOS LOS DESTINOS DE PLAYA, SOLO PUERTO VALLARTA

La primera pregunta es: ¿cuántos destinos turísticos de playa del país, tienen verificación vehicular?

Si dice que ninguno ¡acertó! No se entiende por qué Alfaro se ha empecinado en aplicar el programa en nuestro Puerto, no se entiende puesto que no es solo lo recaudatorio sino lo que conlleva y sus consecuencias.

Lo primero es el desembolso del costo de la revisión, que es de 500 pesos, y 550 por extemporáneo. La multa por no verificar que es de cerca de dos mil pesos, la que es anulada si se comprueba que se verificó  

Esta medida incide  fuertemente en el Intercambio Comercial Bahía de Banderas-Puerto Vallarta, que es uno de los más dinámicos en la Costa del Pacifico.

Pero lo más patético será que los habitantes de Bahía, vengan a Puerto Vallarta a escondidas evitando encontrarse con Tránsito del Estado, ya que será obligatorio para nuestros vecinos de toda la vida, pasar la verificación o pagar por un permiso.

NI EN CHINA COMUNISTA…

Esto ni en la China comunista se ve. Allá en donde se violan todos los derechos humanos, no se atora a los conductores en tránsito  como está sucediendo en Jalisco, allá el libre tránsito es respetado aún pasando de un estado a otro. Esa es la realidad que se vive en Puerto Vallarta, en donde la verificación vehicular es innecesaria, porque con o sin ella los cielos de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, seguirán siendo diáfanos y bellos, sin contaminación, sólo la preocupación de las familias, que no saben lo que les espera y la incertidumbre de lo que sucederá a sus unidades si no pasan la revisión, muchas familias agarran sentido de pertenencia a sus "carcachas" que no son del agrado de las élites gobernantes, y no fácilmente van a permitir que paren en depósitos de chatarra.

Y es que al jefe de gabinete del Gobierno de Jalisco, se le ocurrió decir palabras más, palabras menos, que los vehículos que no sean certificados irán a parar a la chatarra, mostrando su insensibilidad, echando paladas a la tumba de Movimiento Ciudadano en las próximas elecciones. La máxima posesión del jalisciense de pocos recursos o inclusive clasemedieros es su vehículo, que utilizan para ir a laborar, para desarrollar su trabajo o inclusive como medio para trasladarse a descansar con su familia los fines de semana.

LAS RAZONES DE YUSSARA

En su iniciativa presentada por la diputada vallartense explica que nuestro municipio debe de quedar exento de la verificación responsable, porque los niveles de contaminación prácticamente no existen, otro de los aspectos que señala es que las poblaciones de más de 100 mil habitantes, deben exentarse debido a sus bajos niveles de mala calidad del aire, y que por ende provoquen contingencia ambiental, como es el caso de Puerto Vallarta, en donde ha constatado la Unidad de Meteorolgía del Centro Universitario de la Costa, que no existen indicios de mala calidad del aire y por lo tanto no hay contingencia que amerite la aplicación del programa. Aseguró la diputada en su iniciativa  que “no existen condiciones o datos que puedan aseverar una contingencia como lo están queriendo vender a la gente".

En otras palabras, por más que quieran las autoridades vender a los vallartenses las “bondades” de la verificación responsable, no existe motivo alguno para que sea aplicado en Puerto Vallarta y en Bahía de Banderas a los que vienen constantemente a nuestra ciudad.

La diputada manifestó que estará siempre con las causas más justas de los vallartenses, y claro no dejó pasar el momento para darle una exhibida a Movimiento Ciudadano, por lo del pase de la estancia temporal, que tienen que tramitar los que se desplacen de un municipio que no exige verificación a uno que sí lo tiene, para evitar sanciones.

Y concluye con una dura filipica al partido gobernante: “La verificación se traduce como una madriguera del oportunismo, el programa tiene el sello de Movimiento Ciudadano, la recaudación como siempre, haciendo lucro de un tema tan sensible como es el medio ambiente”, y advirtió la violación que se hace de la Constitución, por negar el libre tránsito. Fue enfática exponiendo que no pueden negar el libre tránsito, causando una evidente violación a la Constitución.

ALFARO “BATEA” A LOS VALLARTENSES Y ADVIERTE QUE “TODOS VAN A PAGAR LA VERIFICACIÓN

No habrá marcha atrás en lo de la verificación responsable en Puerto Vallarta, declaró el gobernador Alfaro, a los medios locales, ayer que estuvo en el puerto. De esa forma cancela toda posibilidad de que sea anulado el programa en este municipio, y seguramente la protesta contra la verificación de hoy, de Vecinos Vallartenses tendrá una temática más agresiva en contra del programa, de Alfaro y de su partido Movimiento Ciudadano, que comienza a tener una merma importante de credibilidad entre el electorado vallartense. En el particular mundo de Alfaro, reiteró que no se dará marcha atrás y que el programa es perfectible, al que se le destinó una considerable suma de dinero para que comenzara a funcionar, al tiempo que envió un mensaje a los que según dijo “han querido hacer de esto, un asunto político el mensaje es sencillo, esto es una realidad lo vamos a hacer mejor"Dijo también que los operativos vendrán cuando el verificentro de Puerto Vallarta esté trabajando a toda su capacidad y que funciones sin ningún problema, iniciarán al igual que en Guadalajara. Desde el inicio el alcalde vallartense profe Michel manifestó que los operativos serán solo en la carretera estatal, no autorizó en las vialidades del municipio, pero dijo Alfaro que ya hay diálogo con el alcalde. La pregunta es si el profe Michel cederá ante la presión política.

El Gobernador fue inquirido sobre la vecindad con Bahía de Banderas, debido a que amenazó el gobernador Navarro Quintero que  Nayarit responderá con la misma forma, es decir exigirá un pago a los vallartenses que entren a Nayarit, pero Alfaro negó algún acercamiento con Navarro Quintero,  y dijo estár a la orden para dialogar con su colega nayarita.

De todas formas los que quedan en medio son los habitantes de ambos municipios, y Alfaro se ha aprendido muy bien el libreto de menospreciar a la ciudadanía, sin dar mayores explicaciones, como el que Puerto Vallarta no tiene contaminación para la aplicación del programa porque no hay necesida. Muy bueno el gobernador Alfaro para salir por la tangente.  

Comentarios


bottom of page