top of page
  • Ruben Gómez Bernal

ENTRE APLAUSOS, PORRAS Y LÁGRIMAS FUE DESPEDIDO EL PROFE ALMEIDA


En el centro de la cancha número uno Alfredos de la Delegación Municipal de Las Juntas, fue colocado el féretro del profe Almeida, José Luis Almeida Aguilar, en donde sus amigos y deportistas le dieron el último adiós, a quien en los últimos tiempos estaba convertido en uno de los grandes impulsores del futbol de mayores.

A las tres de la tarde hizo su arribo a las canchas Alfredos, el féretro que fue recibido desde la entrada, con una valla de quienes acompañaron a la familia Almeida Aleman. Lo recibieron con aplausos y al paso se fueron acompañando el féretro hasta el centro de la cancha, en donde se montaron guardias de honor, de sus familiares, amigos, de sus compañeros de fútbol que participan en las Ligas Unidas de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, de las que era presidente.

Su esposa la maestra Lucia Alemán, al frente de la familia, recibió las condolencias, y ahí en el centro de la cancha, se sucedieron las guardias, y como parte del homenaje, varias personas hicieron uso de la palabra para hablar de vida y obra del profe Almeida.

Y hubo una coincidencia entre ellos, que para el profe su vida era el futbol, de siete días de la semana, cinco se la pasaba en las canchas porque su pasión por el futbol lo traía en la sangre, desde sus tiempos juveniles en que participaba con equipos de ligas de Guadalajara e inclusive estuvo a punto de jugar con el Oro de la Primera División del Futbol Meicano, colores a los que les siguió siendo fiel hasta los últimos días. Y como prueba de ello en su féretro fue colocada una playera del Oro, colores con los que jugaba en La Experiencia aquí en Puerto Vallarta, el equipo de sus amores, con el número 10.

En su velatorio en la Funeraria Sán José, se reflejó el simbolismo de lo que fue en vida el profe Almeida: retratos de futbol de su juventud con equipos de Guadalajara y de Puerto Vallarta, la playera del uniforme del Oro, sobre el ataúd una cheve, un vaso y un frasco de clamato. Se escuchaba la música que le gustaba ya que dejó muchas canciones grabadas que pasaba escuchando. Música tropical y de la Sonora Santanera. Fueron sus gustos y su familia honró su memoria respetando todo lo que a él le gustaba.

TODOS COINCIDIERON: ENTREGÓ SU VIDA AL FUTBOL

Varios amigos y familiares del profe Almeida, coincidieron: entregó su vida al futbol. Fue su pasión que en ocasiones le costó dinero, tiempo, enfermedades y restar tiempo para estar con la familia.

Andrés Gonzalez Palomera, César Ortega Arias, presidente del Colegio de Árbitros y Fausto Alejo Zavalza, integrantes de La Mesa de Futbol, de la que era partícipe el profe Almeida, reflejaron su tristeza y admiración por el trabajo que realizó al fundar y estar al frente de Ligas Unidad de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, Fausto Alejo de plano no pudo terminar su alocución, se le quebró la voz al recordarlo y ya no pudo continuar. Sin embargo, sí pudo transmitir el saludo y el pésame de don Alfredo Cortés Palomera para la familia Aguilar Almeida, ya que está en la capital del país, y su regreso se esperaba para hoy. Igual pasó con sus hijos y nietos, les alcanzó el sentimiento y la emoción de recordarlo, y terminaron en llanto.

Luego del homenaje organizado por Oscar Ponce, quien se perfila para suceder al profe Almeida para presidir las Ligas Unidas, vino la despedida del profe, la última vuelta a la cancha en donde pasaba casi toda la semana, pisando ese pasto en el que primero fue jugador con La Experiencia, luego de Ligas Unidas, y al final como directivo del futbol.

Entre varios amigos cargaron el féretro e hicieron un alto para que el profe Almeida “tirara el último penal”, ejecutado por uno de los jugadores, y después de la anotación, vinieron las porras y los vivas para el profe Almeida.

De la cancha uno Alfredos, el cortejo fúnebre se dirigió al Templo de Nuestra Señor del Rosario de Talpa, en Las Juntas, en donde recibió misa de cuerpo presente, con la asistencia de muchas personas, ya que el profe Almeida era una persona muy estimada y querida por los pobladores de la Delegación Municipal, en donde fue director de la escuela primaria y junto con su esposa tuvieron una escuela de preescolar.

Su cuerpo fue llevado al Panteón de Campo Verde, cercano a donde vive la familia, en donde le dieron el último adiós con emotivas despedidas y aplausos. En paz descance el profe Almeida













Komentáře


bottom of page