• Adolfo Torres

Exigen que Drenajes Pluviales DesalojenAguas de Lluvia en la Calle Montessori

Luego de la serie de inundaciones que vinieron sufriendo durante el temporal de lluvias, vecinos de la colonia Palmar de Aramara exigen a las autoridades que obras de mitigación de aguas pluviales sean de la suficiente calidad para acabar con el problema que se acrecentó este año.


Lo anterior, tras la serie de inundaciones y encharcamientos que se dejaron sentir durante el temporal de lluvias que concluirá oficialmente el próximo 30 de noviembre y que causó una gran problemática entre los habitantes de la zona.

En ese sentido, recordaron que las inundaciones y encharcamientos han sido una constante en el área, pero que en este 2021 se incrementaron debido a la serie de obras de construcciones privadas y públicas que se han venido realizando, lo que generó un gran incremento en el agua estancada en la calle Montessori.

Lo anterior, señalaron, se debió a la construcción de edificios de condominios, así como el arreglo de varias calles de la colonia, para lo cual desviaron el cauce normal del agua, pero sin dejar espacio para que esta desfogara, quedando estancada en la calle Montessori.


Los quejosos manifestaron que era muy común que la zona se inundara, pero esto pasaba luego de que en la zona lloviera más de cuatro o cinco horas consecutivas, pero durante esta temporada bastaba menos de una hora para que la zona quede completamente tapada por el agua.

Los habitantes señalaron que el presente temporal ha sido un verdadero infierno para ellos, ya que a los propietarios de la constructora, al parecer solo les interesa su beneficio económico sin pensar en las afectaciones que están causando a sus vecinos.

Señalaron que la empresa que construye los edificios de condominios en el área se había dedicado a tapar los desfogues naturales de agua que existían, sin antes darle otro cauce a las aguas pluviales.

En ese sentido, los afectados señalaron a la autoridad, la incongruencia de haber realizado obras públicas en pleno temporal de lluvias, debido a la serie de encharcamientos y la nula información otorgada a los colindantes de los trabajos.

Los vecinos culpaban de dicho suceso a las obras que se estaban realizando en un predio en el que se construyen varios edificios de condominios, el cual levantó el mencionado terraplén con la intención de desviar el agua pluvial al Río Pitillal y con ello evitar en un futuro próximo las inundaciones en el lugar.

Ante ello, los colonos exigieron a la autoridad que se supervisarán las labores en el drenaje pluvial, que este fuera lo suficientemente grande para permitir el desalojo de las aguas en un futuro temporal de lluvias.