• Adolfo Torres

Fauna Residente del Estero Tuvo que ser Removida por Trabajos de Remodelación


Debido a los trabajos de remodelación de accesos que se están llevando en el Área Natural Protegida (ANP) Estero El Salado), algunas de las aves que por diversos motivos han tenido que quedarse en el sitio, en este momento fueron removidas porque se estaban estresando.


Lo anterior fue señalado por Jaime Torres, director del ANP, al hablar sobre el retraso en los trabajos que se realizan debido a que las lluvias impiden que las obras se realicen con mayor celeridad en el sitio.

En ese sentido, señaló que la que más reciente con los trabajos es la fauna que ya habita de forma habitual en el lugar, por lo que se decidió trasladarla a otro sitio y así evitar que siguiera teniendo problemas de salud.

“Tenemos algo de ruido aquí, no queremos afectarla, ya recibimos un águila pescadora y mejor decidimos regresarla porque no teníamos las mejores condiciones”.

Agregó que los animales, especialmente las aves, fueron llevadas a Nueva Vallarta de forma provisional hasta que se terminen los trabajos de rehabilitación del sitio, los cuales se tenía planeados concluir en este mes de junio, no obstante agregó que otros animales se mantienen en el sitio.


“Los que movimos fueron aves, las aves. El tejón y el mapache prácticamente andan libres y ya tenemos dos días que no los vemos, seguramente ya se fueron con una manada, estaban regresando por la noche con compañeros, entonces ya fueron aceptados”.

Aclaró que los cocodrilos pequeños se encuentran confinados dentro de la propia ANP, por lo que hasta el momento no han tenido variaciones en su comportamiento; mientras que las aves migratorias siguen arribando, aunque solo por unos instantes.

“Siguen llegando igual como es una zona de paso en donde no tenemos árboles frutales, ni nada de eso, no pueden llegar a alimentarse o refugiarse, llegan descansan cinco o diez minutos y se van, siguen llegando las aves de manera habitual”.

Por otro lado señaló que el problema con las obras es que se están ejecutando en pleno temporal de lluvias, lo que dificulta seriamente las labores que ahí se realizan, ya que al momento de algún aguacero, los trabajadores se pasan medio turno sacando el agua.

“De hecho, nosotros ya queremos abrir, pero todavía no tenemos las condiciones para poder hacerlo porque los senderos aún no se inician con la remodelación, entonces eso nos dificulta mucho para poder regresar”.