• Adolfo Torres

Hay Plan de Abrir El Estero El Salado

Debido al retraso en las obras de acondicionamiento, sería hasta finales de noviembre que el Área Natural Protegida (ANP) Estero El Salado podría reabrir sus puertas al público, tras permanecer cerrado desde marzo de 2020.



Lo anterior fue señalado por el director del ANP, Jaime Torres, al ser cuestionado sobre las obras de acondicionamiento que se están llevando dentro del recinto por parte del Gobierno del Estado de Jalisco.


“En la etapa uno, que era prácticamente la plazoleta y el área de acceso, ya se encuentra prácticamente terminada; sin embargo, nos falta el carril de desaceleración de la glorieta para poder ingresar al sitio y los senderos”.


El directivo del estero indicó que lo más importante en este momento es la culminación de los senderos, ya que eso es lo que falta, para que las personas que visiten el estero puedan ingresar sin problemas.



Indicó que las obras se retrasaron inicialmente porque se estuvo revisando junto con el Consejo Científico, los materiales que fueran de la calidad y sobretodo de la funcionalidad que se requiere para el estero.

“Otra acción que nos retrasó, fue la temporada de lluvias, la maquinaria avanzaba muy lento, es una zona muy fangosa, y bueno, ya terminaron esa etapa y eso fue prácticamente lo que nos retrasó mucho tiempo y ahora estamos únicamente esperando que llegue la segunda parte del recurso para continuar con el resto de las actividades”.

Informó que se espera que a finales del año ya se pueda abrir al público el sitio que fue cerrado en marzo de 2020, inicialmente por la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 y luego por los trabajos de acondicionamiento en el lugar.

“Esperamos abrir las operaciones a finales de noviembre, aun cuando no estemos 100% terminados, pero ya una vez operativamente, una vez que el muelle se encuentre funcionando, ya estaremos listos para funcionar de manera natural”.

Finalmente, señaló que la operatividad seguirá siendo la misma: cuatro paseos al interior del sitio, de martes a viernes y tres los sábados, con una capacidad máxima de 13 personas, incluido capitán y guía.

“Aun cuando tengamos las instalaciones para poder recibir más personas, seguimos teniendo la misma embarcación, entonces, nuestra capacidad de operación sigue siendo la misma, vamos a seguir operando los mismos horarios y la misma cantidad de personas”.

De tal suerte, que será a finales de 2021 que el ANP vuelva a recibir a visitantes para conocer un poco de la flora y fauna que habita regularmente en el sitio o aquella migratoria que usa el estero como zona de tránsito.