• Verónica Díaz Rodríguez

Hieren en Asalto a Despachadora

Con dos heridas en su brazo, resultó una mujer que trabaja como despachadora de gasolina en la colonia Bobadilla, luego de que un par de drogadictos la atacaran para robarla.


El robo ocurrió durante la madrugada, alrededor de las 02:00 horas, cuando la señora de 47 años, se encontraba trabajando en la gasolinera que se localiza sobre la calle 16 de septiembre, a la altura de la curva donde se une dicha calle con la Chihuahua, en la citada colonia, cuando de pronto llegaron dos individuos a bordo de una motocicleta.

La señora, creyendo que iban a cargar gasolina, se levantó de donde se encontraba y fue a atenderlos, pero apenas se acercó, la amagaron con una navaja, obligándole a que les entregara el dinero de las ventas.


La mujer les dijo que solo tenía 500 pesos, toda vez que a la media noche le habían hecho corte de caja y le dejan solo el cambio indispensable para despachar. Ante ello, los sujetos le arrebataron el dinero y molestos porque no tenía más, le asestaron dos navajazos en su brazo izquierdo, provocándole graves heridas.

Tras la agresión, los sujetos se dieron a la fuga por la calle 16 de septiembre hacia la parte alta de la delegación El Pitillal, mientras que la afectada corrió a la oficina, en donde pidió ayuda de otro compañero para que reportara los hechos a las autoridades.


A los pocos minutos llegaron paramédicos de Bomberos, quienes le brindaron los primeros auxilios a la señora, misma que presentaba una herida con afectación a tendones y nervios en la parte interior del brazo izquierdo, a la altura del codo, con afectación a las venas y otra herida más pequeña en el mismo brazo, a escasos cinco centímetros de distancia de la primera.

Mientras era atendida por los Bomberos, elementos de la Policía cuestionaban a la víctima sobre sus agresores y una vez que tuvieron información suficiente, se implementó un operativo por varios puntos de la ciudad para su localización.

Enseguida la lesionada fue trasladada a recibir atención al hospital Regional, donde médicos informaron que sería necesario una intervención quirúrgica, debido al tipo de lesiones que sufrió.

Finalmente el caso fue turnado al Ministerio Público para su investigación, toda vez que no lograron localizar a los maleantes, pese a que al parecer están plenamente identificados.