• Verónica Díaz Rodríguez

Identifican al Ahogado


Luego de dos días de que apareciera muerto en el cauce del río Ameca, finalmente familiares ya acudieron a identificar al muchacho ahogado.


Se trata de Jair Esparza Hueso, de 23 años de edad, con domicilio en la colonia San Esteban, quien el pasado domingo salió de su domicilio en la mañana muy temprano para ir a trabajar y no regresó.

Debido a que en ocasiones no iba a dormir por andar con sus amigos, sus familiares no se preocuparon, sino hasta el lunes cuando al caer la tarde continuaba sin llegar a casa, fue entonces que comenzaron a buscarlo y no faltó quien les dijera que en los medios de comunicación, se había publicado la noticia sobre un hombre muerto en el río Ameca y podría tratarse de Jais.

En un principio la familia se resistió a que los rumores fueran verdad, sin embargo, cuando vieron las fotografías de las vestimenta de la víctima y el tatuaje de su pierna, se convencieron de que era él, así que ayer por la mañana, finalmente acudieron a realizar el trámite ante la Fiscalía de Jalisco.

Tras la identificación oficial, el cadáver de Jair fue entregado a sus familiares, sin embargo por las condiciones en que se encontraba (evolución cadavérica) ayer mismo fue sepultado.

El hallazgo del cadáver ocurrió el lunes alrededor de las 19:30 horas, cuando mediante una llamada anónima, las autoridades fueron alertadas que en el cauce del río Ameca, a unos 50 metros del puente colgante de Vidanta pero por el lado de Jalisco, se encontraba el cuerpo de una persona flotando en el agua.

Al sitio se presentaron elementos de Bomberos y de Protección Civil Jalisco, así como autoridades de los tres niveles de gobierno para realizar la búsqueda, la cual se facilitó, debido a las referencias quedaba el reportante.

En ese sitio, fue localizado un hombre, el cual se encontraba boca abajo, flotando en el agua, vestía un short en color negro y una playera color tinto. Como señas particulares, fue detectado un tatuaje en forma de telaraña en la rodilla izquierda.

Tras el rescate el cuerpo fue trasladado al anfiteatro del SEMEFO donde se le realizó la necropsia de ley.