• Adolfo Torres

Inician con Vacunación Para Adultos Mayores en Vallarta


Con una gran respuesta por parte de los residentes nacionales y extranjeros que habitan el municipio, este jueves inició la campaña intensa de vacunación para adultos mayores en Puerto Vallarta, Jalisco.

En los quince centros de vacunación se pudieron notar grandes filas de personas mayores de 60 años, la mayoría solas, algunas otras acompañadas de algún familiar acudieron a la cita para recibir la primera de dos dosis del fármaco producido por Pfizer-BioNTech.


En algunos casos desde las 20:00 horas del pasado miércoles ya se habían colocado algunas personas para apartarle lugar a sus familiares y así ser de los primeros en recibir el inmunizador, otros llegaron la madrugada del mismo jueves y la gran mayoría después de las siete de la mañana.

Siempre Libres realizó un recorrido por diferentes centros de vacunación en los que se pudo notar como la mayor parte de las personas estaban contentas de poder ser inmunizados, ya que algunos manifestaron que desde el año pasado se encontraban en confinamiento al ser considerados de alto riesgo, como lo mencionó el señor José Fausto Durán.


“Estoy preparado y positivo para recibir la vacuna y seguirnos cuidando de esta pandemia, ahorita me siento muy bien, ya tengo más de un año que he estado en confinamiento y seguimos ciudadanos y quiero mandarle una recomendación a todos mis amigos que siguen haciendo lo mismo que se sigan cuidando porque hemos tenido mucha pérdida de amigos y familiares que se han ido porque no han creído en esta pandemia”.

El hombre, junto con su esposa habían llegado a las seis de la mañana a esperar turno y fueron de las primeras sesenta personas en ingresar al Hospital General de Zona 42 (HGZ 42) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

No obstante, hubo quien se sintió molesto porque no se respetaron los pre-registros que con antelación se habían hecho por internet, como fue el caso de Guillermo Ramos, quien indicó que se estaba exponiendo a algunas personas que por su edad ya estaban enfermas.

Creo que debe haber sido útil el pre-registro para poder organizar y no tener a nuestros adultos mayores en la intemperie, desafortunadamente hoy en día podemos tomar un Uber, hacer una vídeo llamada, pero no fuimos capaces de tener un buen sistema que nos permitiera agendar citas y no exponer a esas personas”.

Agregó que la había acompañado a un familiar, quien tiene diabetes, problemas de presión, por lo que se desmaya frecuentemente y debe estar asistiendo constantemente, por lo que los ciudadanos vallartenses no merecen dicho trato.

De igual forma se observaron ciudadanos de otros países quienes tienen su residencia en Puerto Vallarta, como es el caso de Graig, de nacionalidad canadiense, pero que ha sentado sus raíces en la ciudad turística, quien dijo que esperaba ser vacunado en el lugar que había decidido sería su hogar.

Cabe señalar que cada sitio presentó diferentes grados de organización, aunque casi todos los adultos mayores tuvieron que esperar bajo los constantes rayos del sol.

Y es que mientras en lugares como el Hospital Naval Militar, se entregaron mil fichas desde un día antes, en otros como el HGZ 42 se atendió como fueron llegando, incluso hubo quien hizo fila y luego metía a una o dos personas más.

Pese a que se había dicho que las vacunas se aplicarían a lo largo del día, incluso hasta la noche si había personas esperando, la realidad fue que, en varios de los centros de vacunación, la entrega de fichas se agotó desde cuatro o cinco horas antes.

Un ejemplo de lo anterior fue el Hospital Naval Militar, en el cual las fichas se dieron desde el pasado día 24 y todas se terminaron el mismo día; cabe señalar que en dicho lugar fue en el que se notó mayor número de extranjeros, ya que al parecer desde el mismo miércoles se corrió la voz entre las comunidades canadienses y estadounidenses que en dicho sitio se vacunaría a personas de otras nacionalidades diferentes a la mexicana.

SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.