top of page
  • Ruben Gómez Bernal

LAS AGRESIONES A LAS PATRULLAS DE LA POLICÍA


Que lo hagan una vez es justificable por la sorpresa. Pero que sean dos, es algo que debe de poner en alerta a la Comisaría de la policía de Puerto Vallarta. Me refiero a las cinco patrullas que han dañado con “erizos” en dos atentados. La pregunta es si habrá poderosas razones para que la delincuencia esté obrando de esa manera. No es cosa de la casualidad lo que está sucediendo, aunque no se puede descartar que sea parte de una diversión de la gente, cualquiera que sea el interés o la maldad, es un reto para la inteligencia de la policía municipal, puesto que se trata actos que pueden escalar a atentados contra la seguridad no solo de la policía sino de los mismos vallartenses, porque eso provocará más precauciones al responder a las llamadas de emergencia, y no actuar a tiempo a los llamados. Ojalá no repercuta en eso, y se imponga profesionalismo al responder a los llamados, que no lo vayan a tomar las o los que atienden a la ciudadanía, con precauciones extremas… Los “ponchallantas” son hábiles conocen cómo sembrar las “estrellas” o “erizos” y lo que llama la atención es que en los atentados en el último registrado en el camino a Playa Grande en donde fueron dañadas tres patrullas se recogieron más de 50 artefactos, lo que quiere decir que no son cualquier persona o personas las que ponen esas trampas pues nada más calcúlese el precio de cada una y la dificultad para conseguirlas,  se verá que no están al alcance de los delincuentes de poca monta, antes ya habían utilizado más artefactos en el primer atentado.

MUY LIMITADA LAS CONSULTAS A LA FISCALÍA ESPECIALIZADA ANTICORRUPCIÓN

La visita de la caravana de la Fiscalía Anticorrupción en   Puerto Vallarta, resultó muy desairada. Fueron alrededor de 50 vallartenses los que se acudieron a las dos mesas de atención que se instalaron en la UMA para plantearles sus problemas de las que la mitad que se atendieron con asesoría jurídica e instrucciones de cómo realizar las denuncias, ya que su objetivo es incentivar la cultura de las denuncias y combatir la corrupción por la misma Fiscalía. Y en contrario no se recibió ninguna denuncia para que el Ministerio Público iniciara una  investigación.

Los objetivos de la Fiscalía Especializada Anticorrupción son una gran oportunidad para que la ciudadanía participe los casos en que se vean afectados por actos de funcionarios de gobierno, que desde la aparición de la Fiscalía instalada en el 2020 en Puerto Vallarta, se han recibido 153 denuncias, de las que en su mayoría son abusos de la autoridad en lo que las policías preventivas y de investigación son los que cometen más delitos relacionados con la movilidad. Hay actualmente 32 carpetas de las que 31 están en investigación, y otra se complementa.

Como se ve, esta es una herramienta muy útil para que la ciudadanía pueda emitir sus denuncias, sin embargo la falta de información del cómo y la documentación requerida, así como difundir su presencia para que la ciudadanía acuda a poner sus denuncias, son limitantes de los objetivos que se persiguen.

LOMELÍ VERSUS LEMUS, HASTA LOS SANITARIOS LLEGA LA BRONCA

Es de pronóstico reservado el pleito entre el alcalde Pablo Lemus y el morenista Carlos Lomelí. En el "contrainforme" de Morena al informe de Lemus, acusó al alcalde tapatío de gastar 350 mil pesos en el arreglo del sanitario de su despacho en el ayuntamiento.  Al enterarse Lemus de las acusaciones soltó la carcajada ya que esta cifra corresponde también a reparaciones en los baños públicos de la planta baja del ayuntamiento, por lo que invitó a la prensa a que constaran lo dicho y le lanzó al regidor Lomelí, que mejor se ponga a trabajar, y que asista a las reuniones del ayuntamiento,  a las que asiste poco,  lo que respondió a los cuestionamientos de la prensa sobre su ausencia en las  sesiones son sin goce de sueldo. Sin embargo fueron más allá, denunciaron al gobierno emecista de Lemus, de “carrusel de corrupción” que demandarán en la Fiscalía Anticorrupción, por desvíos de 300 millones de pesos, concretamente al Comité de Adquisiciones, por probables casos de corrupción y uso indebido de atribuciones, mismos que ya denunciaron ante la Contraloría, sin respuesta, y al contrario las justifica.

 

 

 

Comentários


bottom of page