top of page
  • Héctor Colín

Las Puñetas del MC


Continuan preguntándome la razón por la que pasa tanto tiempo sin que escriba y el argumento es simple; justificado naturalmente, decirle pendejo a alguien es divertido sólo las primeras veces, luego es cotidiano y frustrante; que no lo diga no significa que no lo piense y que todos los días me acuerde del gobiernito del Alcaldito. Y es que su gestión es tan mala y gris que da flojera hablar de lo mal que la pasan los vallartenses con la crisis de autoridad, de administración y de moralidad.


El alcalde es tan malo y su demencia tan aguda que los más cercanos de su hijo piensan pendejamente que el alcaldito es feliz mientras se sabotea su futuro y le ayuda a sus hijos a dar pasos firmes hacia la cárcel (en el mejor de los casos). Ayer escuché a uno de estos cercanos decir que el alcaldito es feliz, lo que me dice que los amigos de el Chuyín están muy contentos mamándose el dinero de los vallartenses pensando en que nunca nos daremos cuenta. Al tiempo y las facturas al costo.



Hoy el asunto es un poco más entretenido, aprovechando la coyuntura política que provoca la gestión de Morena en Puerto Vallarta, en el Movimiento Ciudadano han simulado un cierre de filas con la unción de El Grinch en la coordinación municipal del emecé, y digo simulación porque la elección fue un polvorín, el resultado de una manoseadera y bañadera de opiniones, lo que refleja que no se han pesto de acuerdo y eso obedece a distintos factores que son fáciles de ver si se analiza un poco.


Luego de que Lupita Guerrero perdiera la elección pasada por situaciones que debieron preverse como esconder los perfiles negativos y mal vistos de los Salcedo, como la negociación con los que luego se convirtieron a verdes y los arreglos que eran evidentes entre los morenos y las bases estructurales del movimiento ciudadano, etc., esto sin mencionar que el gobernador hizo su chamba para hundir al grupo de Arturo Davalos, que él Mochilas, a pesar de argumentar amor por vallarta no metió las manos al fuego por quienes ahora necesita para ser candidato, de que Arturo Davalos no cedió la posición para que alguien más participara y se limpiara la imagen de cartuchos viejos y usados del movimiento ciudadano, entre otras situaciones, pues naturalmente el emecé perdería la elección sin importar el candidato, todo esto provocó encono, división y se sentó la base para una elección fallida.


La historia se repite, Mochilas regresa con ganas de ser alcalde de nuevo, con su misma gente y con la misma visión embustera que embiste todo lo que se le atraviesa, Arturo Davalos con la misma compañía, Lupita Guerrero con la misma inseguridad y dependencia, Diego Franco quien no termina de dar el salto a convertirse en una verdadera oposición del gobierno actual y del resto mejor ni hablamos, Susana Rodriguez y sus lustros sin ser útil, Rodolfo Dominguez que quiere hacer política como si estuviera de vacaciones, Victor Bernal que no termina de entenderle a lo básico de la política, y así nos podremos seguir con las mismas, con lo mismo, nada.



El Grinch atraviesa una difícil gestión como coordinador, porque claramente no tiene nada que hacer para que los líderes del movimiento ciudadano se pongan de acuerdo, lo que evidencia un futuro similar que la anterior elección para el grupo de Davalos y el de Guerrero Martinez, o sea, nada.


En el horizonte no se ve la forma en que estos dls grupos salgan bien librados y unidos, no se ve como le dirán a sus cuadros que no sirven nada más que para estorbar, ejemplo, los Salcedo de Arturo, quienes tienen una larga lista de dagas que le restan no solo a Arturo Davalos, sino a todo su proyecto, lo mismo con Ramon Guerrero que tiene que cargar con sus “amigos” que tampoco sirven pa ni madres y que todavía se atreven a utilizar a sus esposas cómo objeto de negociación.


Y hablando de esposas y asuntos personales, le había pedido públicamente al alcaldito y al más pendejo de sus hijos que dejaran de molestarme con sus BOTS en los asuntos personales, que se concentraran en mi y que liberaran toda su ira en mi persona, no en mi familia, lo que no ocurrió y me permite entonces poder en su momento hablar de los asuntos personales de la familia Michel, ADVERTENCIA NÚMERO DOS.


Sigo con las esposas. Existe una máxima en casi todo, que significa no meterse con la familia, si tú tienes un problema con Ramon Guerrero, no significa que te desahogues con la esposa de Oscar nada más porque quiere conseguirle otra chambita. Mismo caso con los Salcedo, los Davalos, las novias del alcalde, las novias de los hijos, etc., pero qué sucede cuando ellas están inmersas en un gobierno municipal que está inflado en su nómina y disfuncional en su administración, pues evidentemente están obstaculizando el desarrollo de los vallartenses y eso incluye a mi familia, por lo que entonces, las esposas, amantes y nalguitas de los políticos, por ser inútiles pues están contraviniendo en esa máxima de respetar a la familia, si no lo entiende, me marca y le explico.


Las regidurías ya se repartieron en el emecé, nadie se ha puesto a chambear pero ya están todos contentos con el pastel (qué no existe) repartido, y eso que aún falta más de un año para la elección que seguramente mandará a la verga al anciano que despacha en la alcaldía hoy y desprotegerá a sus hijos que tanto han mamado, incluyendo, como ya lo dije, a sus compitas que han estado tapándoles el negocio.


Hablando de negocios y desfalcos, adivinen cómo va El Seapal, jajajajaja…



Continuando con los desfalcos, vi la última encuesta que le compraron al alcaldito y no mamen, no lo engañen de esa manera, evidentemente no es reelegible, primero por su edad, sus enfermedades diagnosticadas que no le permitirían incluso hoy ser alcalde y porque ha sido tan malo que ponerlo en una boleta sería el suicido político de Morena en vallarta (tip gratis). Y es que, ya Pa irme, la oposición ha sido tan pendeja, que no han encontrado el diagnóstico médico que tumbaría a Michel de la silla presidencial municipal, o quizás la oposición no es realmente oposición?.

Comentários


bottom of page