• Ruben Gómez Bernal

LUIS MUNGUÍA CON EL VIENTO A FAVOR




Al dirigente estatal del PVEM Luis Munguia Gonzalez, se le están alineando los astros. Su ascenso en la política, ha ido a la alza. Su carrera está en su mejor momento, llegar a la cúpula estatal de un partido, solo lo han hecho dos vallartenses don Rafael González Pimienta que fue dirigente del PRI en Jalisco y hoy en estos nuevos tiempos de la política le toca al “Niño Verde” vallartense Luis Munguía González estar en esa tesitura. Además de ellos dos, otro vallartense también ha destacado a nivel estatal y nacional, él en el obrerismo, don Rafael Yerena Zambrano,  al dirigir la Federación de Trabajadores de Jalisco, CTM; y al mismo tiempo ser secretario general adjunto de la Confederación Nacional de Trabajadores de México, CTM.  

Actualmente con una voltereta total de la política en Puerto Vallarta, estos días marcha por nuevos derroteros, en los que el PRI y el PAN quedaron fuera de la jugada, después de ser los partidos dominantes por varios trienios. Ahora los partidos emergentes en Puerto Vallarta son Morena, Movimiento Ciudadano y el Verde Ecologista. En la pasada elección, la votación se dividió en tres partes, y como se espera de competidas las próximas elecciones, el electorado puede componer o descomponer cualquier proyecto rumbo al 2024.

Y en ese aspecto para el proyecto nacional que trae el gobernador Alfaro, téngalo por seguro que recuperar Puerto Vallarta será prioritario para Movimiento Ciudadano, luego del tropiezo sufrido en la campaña que ganó Morena, por falta de cordura política que al no llegar a un acuerdo por la candidatura a la alcaldía, y ahi sellaron su derrota y la pérdida de las dos diputaciones.

Como dirían en el rancho, esos fueron otros tiempos, no creo que para la siguiente elección MC vaya a repetir los mismos errores que propiciaron su derrota, aunque a decir verdad en estos momentos no se ve ni por asomo, quién podría abanderar a los naranjas, habida cuenta que Lupita Guerrero y Diego Franco tendrían mano en una hipotética reelección, por lo que la definición se ve cada día más directa en manos de Alfaro, a no ser que una vez más sea el Grupo Vallarta quien controle la situación, claro con la anuencia de Alfaro.

EN SU MOMENTO MUNGUÍA

Es innegable que Luis Ernesto está en su mejor momento político, y mucho dependerá de las alianzas de su partido como llegue al 2024. Morena y el Verde Ecologista a nivel nacional están en sintonía, no obstante en la elección pasada recordemos que en Vallarta, el Verde Ecologista jugó solo y de la noche a la mañana tuvieron una convocatoria increíble a las urnas, en donde el “Niño Verde” vallartense y su equipo, realizaron un espléndido trabajo, logrando una votación histórica para un partido sino desconocido, sin presencia en Puerto Vallarta.

No está lejos la posibilidad de que en el 2024 Morena vaya por todas las canicas de nuevo, e incorpore a personas como Luis Ernesto, y que este a su vez jale a personajes políticos que tienen presencia, aunque estén fuera de la órbita gubernamental, para la causa de Morena aliado con el Verde Ecologista.

Esto no es un simple comentario, en el mundo de las realidades de la política podrá suceder, ya lo ven que se maneja con acuerdos que ponga a los partidos en vías de ganar las elecciones.

APENAS SE COMIENZA A CALENTAR EL COTARRO

Los movimientos comienzan a darse en los partidos, interesante será conocer si PRI y PAN son capaces de levantarse de las cenizas, una vez que AMLO y su retórica se encargaron de echarles paladas a sus tumbas.

En Puerto Vallarta recibieron estos partidos entre 5 y 7% de la votación, en el PRI las políticas fallidas del dirigente estatal en esos días,  Ramiro Hernandez, que en Puerto Vallarta optaron por una candidata desconocida, sin presencia, sin arraigo, sin militancia y los resultados fueron catastróficos, al casi quedar borrados del panorama electoral. El PAN si bien fue representado en las elecciones por la militancia, los resultados no fueron diferentes.

Por lo tanto el reto de estos partidos es aumentar sus votos para mantenerse vigentes, ya no para competir. En el PRI y el PAN hay políticos con oficio que bien pueden ser una oposición efectiva.

Por lo demás habrá que comprobar si los otros partidos nuevos son capaces de incentivar con buenos proyectos al electorado.

Por lo tanto, todo indica que el agarrón electoral del 2024 será de nuevo entre los mismos protagonistas de la elección pasada.

El PVEM, MC y Morena, se volverán a ver las caras, y los resultados serán una incógnita. Lo cierto es que Luis Ernesto Munguia, está emergiendo con fuerza para la puja de candidatos a la alcaldía porteña.  Hasta mañana.