• Héctor Colín

Más Supo el Viejo que “El Judas”

Desafiaron al Profe y desenvainó la espada…


Puerto Vallarta, Jalisco.- Mientras un tal “Rober” observa la nómina como el menú de la cena, la señora que despacha en el DIF saca la casta y aparece por primera vez en un boletín oficial del Ayuntamiento con una gestión para las mujeres.


Mandó Michel a Víctor ALV.


Hace un par de días, la prensa “tragamaruchan” le aplaudía a Víctor Bernal su llegada a la asesoría política del Profe Michel en la alcaldía morenista y felicitaban al presidente por tan

“inteligente” decisión sin que este estuviera siquiera enterado. Pendejamente y atendiendo a la conocida tendencia a la barbería que los caracteriza en cada administración (traicionaron al anterior y traicionarán al actual) vitorearon la deslealtad de Bernal para aliarse al Profe Michel mientras a los emecistas se les resecaba el gaznate con la noticia de que los habían vendido como marranos flacos. En aquel momento, Bernal Vargas creyó que podría manipular al Profe, convencer a la oposición, sompatizar con la perrada y salir bien librado, pero no, lo mandaron ALV.


No me sorprende que Luis Michel haya reaccionado a tiempo para él y a destiempo para Bernal, y es que la corta chamba de Víctor como asesor le garantizó una liquidación como de 35 centavos con todo y la proporción de su aguinaldo.


El Profe es viejo pero no rimaré el verso. Se liberó atinadamente de Víctor mientras lo deshabilitó en el grupo que lo había arropado los últimos 9 años de su carrera política y quien sólo le abonaría a Michel desatinos y no fortuna como vaticinaban los medios “tragamaruchan”.


Tengo una teoría que nadie me ha desmentido, al parecer desde abajo mandaron a Víctor al lado del Profe sin que este lo hubiera aprobado, alguien se creyó más listo que el Presidente pensando que le harían un favor y Michel reaccionó a tiempo y de manera magistral para desmarcarse.



En entrevista, la periodista Susana Mendoza Carreño cuestionó al Profe Michel respecto a que Víctor Bernal pudiera ser uno de los brillantes asesores y Michel responde pidiendo a la audiencia que se desacredite la creencia, se califique como mentira y se descarte al sujeto. PD. No lo dijo así textual pero así lo entendí yo, es mi “novela”.


Pues bien, después de tan alegre noticia para algunos y trágica nada más para Víctor por la patada en el trasero que le propinó el Profe Michel en aras de defender su gobierno y blindarlo de las intenciones de la oposición que hasta hoy se ha visto más lenta, más dormida y mucho menos preparada para los chingadazos.


Ayer durante el transcurso del día recibí un par de llamadas de unos disidentes y otros adoctrinados para preguntarme mi opinión al respecto y fui claro, me reí hasta que me dolió el estómago y recuperé el “Six Pack” que me habían borrado los tacos de carnitas que consumo cotidianamente. “La risión”, dicen los vallartenses.


Víctor necesita un libro amarillo llamado “Política para Dummies” y entender que tratar de engañar a un viejo como Michel es absurdo desde el origen de la pinche idea, y es que tiene más experiencia, más valor y, como alcalde, mucho menos que perder que cualquiera, sobretodo después de que Bernal se despidió del Movimiento Ciudadano porque había recibido la mejor invitación para ser considerado como el próximo candidato a la alcaldía vallartense en el partido Morena (no se ría, es en serio). Antes de irse, Bernal Vargas agradeció la atención de Salvador Llamas quien, al parecer, fue quien lo invitó a sumarse a su equipo para ser mandado a la chingada un par de días después debido a que Luis Michel reaccionó habilmente para dejar fuera de toda jugada al ex secretario del ayuntamiento. Sí, TODA JUGADA.


Qué dirá la Prensa “Chupaverija” ahora que el Presidente les desdeñó la insolencia de adjudicársele al “dummie" antes de que él mismo lo aprobara, pisoteando la voluntad del Profe y atreviéndose a señalar como culpable a uno de los hijos del alcalde después de que ellos fueron quienes etiquetaron a Víctor como nuevo morenista, símplemente por quedar bien con sabe quién.


Bien por Luis Michel, ahora nada más le falta organizar todo el gabinete, desarticular al Sindicato, sacar una sesión de cabildo limpia, liberarse de los barberos y presentar el plan de los 100 días sin más sorpresas de parte de aquellos que en mi rancho llaman pendejos con iniciativa.