• Adolfo Torres

Matar Cocodrilos es Igual que Acabar con el Turismo


En caso de que se extinguieran los cocodrilos en la región de la Bahía de Bandera, esto representaría una gran pérdida para la actividad económica de la región, al ser sustituidos por otros organismos que pudieran ser perjudiciales.

Lo anterior fue señalado por Pablo Simitrio Hernández Hurtado, del cocodrilario Centro Universitario de la Costa (CUCosta), al hablar de la problemática que representaría que este animal con millones de años de existencia en la región desapareciera definitivamente.

“Lo que suele suceder biológicamente es precisamente que llegan otros organismos adaptarlas, ofrecen otras poblaciones de otros organismos y empezamos a tener pérdida de diversidad y si recordamos que Vallarta se formó precisamente por la riqueza la diversidad; por eso empezó a llegar al turismo, creo que estamos perdiendo, aparte vamos a perder parte de la calidad de los ecosistemas que tenemos en la Bahía”.

Dijo que el problema de accidentes hombre-cocodrilo, no se acabará con la muerte del saurio, como sucedió en el año 2018, luego de que uno fuera decapitado y otro se le matara y colocara un mensaje de advertencia en la cabeza.


“No se acaba el problema, lamentablemente los asesinatos es parte de la ignorancia del proceso biológico que representa a la especie toda; especie en el planeta representa cuestiones biológicas importantes para que se dé la vida. Los matan por desconocimiento, por cuestiones de temores, mitos que se han hecho”.

Señaló que el Ser Humano, de pronto se puede convertir en ente vengativo que reacciona ante cualquier ataque y si se trata de un cocodrilo lo hace con mayor ahínco.

“El humano actuamos muchas veces de forma vengativa, si nos pasa algo precisamente tomar venganza, eso es una forma lamentable, digo yo, espero que realmente se acabe este tipo de acciones que a lo único que va a llevar es precisamente a empezar a tener mayor pérdida de la diversidad que tenemos en la Bahía”.

SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.