• Adolfo Torres

Mercado Río Cuale en Diciembre

A mes y medio de ser desalojados del Mercado Municipal Río Cuale de Puerto Vallarta, los locatarios tienen fe de que a finales de año puedan regresar a lo que ha sido su lugar de trabajo durante muchos años.


Al respecto habló José Manuel Infante, cuyo local fue uno de los que más daños sufrió durante el paso del Huracán Nora por las costas jaliscienses.

"Por lo que he podido ver, se ve que van avanzando rápido, la administración pasada les había puesto como tiempo libre cuatro meses, si estamos hablando que empezaron en octubre: octubre, noviembre, diciembre, en enero, pero posiblemente sea antes en diciembre".


Señaló que el Parque Hidalgo, sitio provisional en el que han estado trabajando desde hace algunos días, les ha permitido poder sacar un poco el sustento en lo que regresan al mercado.

"Cómo todo, hay días que sí viene mucha gente y hay días que no, de los siete días de la semana nada más son tres los que hay mucha gente, que es viernes, sábado y domingo, de lunes a jueves es muy flojo".

Indicó que esa ha sido la tónica entre todos sus compañeros, quienes coinciden en que el haber podido reinstalar provisionalmente les permite sacar un poco de dinero para alimentar a sus familias.

"Yo llegué después, pero por las historias que cuentan los compañeros de alguna manera han estado estables, no es como si estuviéramos en el mercado donde pertenecemos, pero de alguna manera ha ayudado a salir a flote".

Sobre el apoyo que los comerciantes locales recibieron del gobierno de Jalisco para poder solventar un poco sus pérdidas tras el paso del meteoro, dijo que en su caso pudieron pagar aproximadamente un 30% de sus pérdidas.

"Fue un buen apoyo, porque..., al menos recuperar algo de lo que se perdió, en realidad fue para eso, no fue para otra cosa, más que volver invertir y volver a introducir mercancías en función de lo que se había perdido".

Por lo anterior, los locatarios esperan regresar lo más pronto posible al sitio en el que pasan muchas veces más tiempo que en sus propias casas.