• Ruben Gómez Bernal

MULTAS POR NO PAGAR VERIFICACIÓN, DETENIDA


Fue el gobernador Alfaro en su pasada visita a Puerto Vallarta, quién anunció que no habrá multas a los propietarios de vehículos, por no realizar la verificación vehicular responsable, prevista a partir de julio. No habrá multas "hasta que no funcione completa e integral todo nuestro sistema" Y es que hasta la fecha no están terminados e integrados todos los verificentros del estado, y hay casos como el de Puerto Vallarta que no habían logrado la autorización de la licencia municipal, lo que ya tienen una vez que tuvieron en regla los trámites.

Antes Hugo Luna Vázquez, jefe de gabinete, así como La coordinadora de Gestión Territorial, Patricia Martinez, habían señalado que no habría prórroga en la aplicación de la sanción, negando que hubiera saturación en los verificentros.

La decisión del Gobernador, para muchos obedece a una estrategia con el fin de no crear reacciones políticas negativas, para otros una medida razonada para evitar perjudicar la economía de las personas que carecen de solvencia económica y que de no pasar la revisión muy estricta e incluso rebasa las condiciones de niveles de emisiones, para ver otras que nada tienen qué ver con la contaminación de lo que ya se han quejado algunos que ya estuvieron en los verificentros.

Otra de las informaciones que se dieron a conocer es que el gobernador anunció la reanudación en el Puerto, de la verificación vehicular, una vez que se el verificentro recibió la licencia municipal de funcionamiento del ayuntamiento vallartense. Supuestamente hoy lunes iniciará operaciones.

EL 911

Como para que ya no estén criticando el 911 que no hacen caso de las llamadas o si hacen llegan después de 3 horas, cuando ya pasó todo. En Puerto Vallarta hay quejas del 911, pero así son las cosas, porque también los que han recibido un buen servicio lo defienden. Sin embargo es evidente que hay de proporciones a proporciones, porque la masacre de niños que se vivió en la escuela de Texas fue horrible y ahí se culpa directamente al 911 de no haber respondido a las llamadas de auxilio, lo cual ya fue aceptado por los jefes policiacos, que están en el ojo del huracán porque de haber respondido se habrían salvado muchas vidas.