• Adolfo Torres

Murió Fotoperiodista David Díaz Farías


Sorpresa y conmoción causó entre el gremio periodístico de Puerto Vallarta, el fallecimiento del foto-reportero, David Díaz Farías, quien la madrugada de este viernes dejó de existir al sufrir complicaciones durante una operación.

Díaz Farías nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, un día 23 de mayo de 1969, por lo que estaba a punto de cumplir 52 años de edad, era divorciado y tuvo tres hijos, dos varones y una mujer, quien a su vez le había dado una nieta apenas hace unos meses.


Amante de la fotografía prácticamente desde su nacimiento, ya que su familia tenía un taller de revelado y reparación de cámaras fotográficas, vivió sus primeros años de vida en el barrio de Mexicaltzingo de la capital del estado de Jalisco.

Estudió Artes Gráficas en la Universidad de Guadalajara de donde egresó, para especializarse en la fotografía, la cual fue la gran pasión de su vida, desde que inició en el periódico Siglo XXI de su ciudad natal para posteriormente llegar a Puerto Vallarta en el año 1998 e incorporarse al periódico Vallarta Opina.

Del mencionado periódico renunció antes de que lo corrieran, según sus propias palabras, cuando tuvo algunas diferencias con el dueño de dicha publicación.

Durante casi 30 años pasaron por su cámara muchos de los acontecimientos más importantes tanto de la capital del estado como de Puerto Vallarta, desde torneos deportivos, pasando por eventos de moda y sociales; así como diferentes campañas políticas.

Aunque participó en diferentes medios de comunicación, como el periódico Milenio Puerto Vallarta, la revista Proceso, La Prensa, El Occidental o el portal Paralelo Informativo, mucho de su trabajo fue de manera independiente, vendiendo su trabajo a diferentes agencias informativas.

Con tendencias de izquierda; amaba el rock, disfrutaba del arte y la bohemia; así como jugar frontenis para desestresarse; además de ser fanático del Club América de Futbol.

Su último empleo en Puerto Vallarta fue para una empresa de servicios turísticos, propiedad del regidor Saúl López Orozco, para después regresar a su tierra natal, Guadalajara para incorporarse al Gobierno del Estado de Jalisco, donde laboró como coordinador del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (CODE Jalisco).

Al “Pelón”, como lo conocían sus amigos, le sobreviven sus papás, dos hijos varones, una hija y su nieta recién nacida.