• Verónica Díaz Rodríguez

Murió Niño al Caer del Piso 9

Un niño de apenas 2 años de edad, murió tras sufrir una grave caída desde el noveno piso del hotel donde se hospedaba, al sur de Puerto Vallarta.




Los lamentables hechos ocurrieron ayer por la mañana, cuando los padres del menor de edad, se encontraban en la habitación del hotel Hyatt Ziva, ubicado sobre la carretera federal 200 al sur de Puerto Vallarta. Se encontraban en las áreas comunes del noveno piso, esperando que fuera la hora de salir a sus tours.



Estaban ubicados, cerca de la escalera y elevador, donde hay un pasamano de estructura metálica, al cual le faltaba uno de los vidrios, pero ellos no lo habían detectado, que en un momento dado, se distrajeron y fue cuando el niño se acercó a la estructura, se asomó por el huego y cayó hasta la planta baja.


En un momento dado, los señores se descuidaron y no advirtieron que el niño de apenas dos años se fue hacia el balcón, se subió a la protección del mismo y cuando alcanzaron a verlo, corrieron a tratar de bajarlo, pero fue tarde, pues mientras ellos se enfilaban hacia el lugar, vieron como el menor de edad se desplomó al vacío.



Los gritos de la mujer alertaron a los huéspedes de otras habitaciones, mientras que el golpazo en la zona de jardines, alertó a los trabajadores sobre el lamentable accidente. la medico de la hosteria se presentó de inmediato para tratar de brindar auxilio al pequeño, pero nada se pudo hacer, pues el niño estaba muerto.


Aun así, los empleados de la hostería, decidieron cumplir con los protocolos establecidos, reportaron el hecho al número de emergencias para que enviaran a las autoridades y atender la emergencia.


No pasó mucho tiempo, cuando en el hotel, ubicado al sur de la ciudad, se presentaron elementos de la Policía Municipal y paramédicos de Bomberos, quienes no tuvieron necesidad de revisar al niño, pues a simple vista se le apreciaban lesiones que no son compatibles con la vida, es decir, no había ni la mínima duda de que estuviese muerto, por lo que únicamente restó colocarle una sábana para cubrir el cadáver y enseguida se fueron a brindar auxilio a los padres del infante, quienes presentaban una fuerte crisis.


Por su parte, elementos de la Policía Municipal, acordonaron el perímetro donde ocurrió el accidente y retiraron a los huéspedes y empleados del hotel que se encontraban cercas, para evitar cualquier alteración de la escena, hasta la llegada de las autoridades ministeriales.


En el sitio se encontraban los señores Anastacia Dubochina y James Vaughn Cartter, ambos progenitores del niño, a quien identificaron como Nico James Cartter de 2 años de edad, de origen estadounidense y ruso, quienes se encontraban hospedados en la habitación 1915 de la torre principal.




Posteriormente se presentaron elementos de la Fiscalía Regional y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes se encargaron de realizar las pesquisas correspondientes y enseguida trasladaron el cadáver al anfiteatro del SEMEFO para que le fuera realizada la necropsia de ley.

Anoche los desconsolados padres del niño, realizaban los trámites correspondientes para trasladar los restos del menor de edad a su país de origen, donde familiares y amigos le esperan para darle cristiana sepultura.

Por su parte, elementos de Protección Civil Jalisco, realizaron una revisión en el hotel, detectando que en efecto le faltaba un vidrio al pasamanos, por lo que el noveno piso fue clausurado hasta que concluyan las investigaciones y peritajes, por lo que los huéspedes de esa torre fueron reubicados.