• Verónica Díaz Rodríguez

Murió Víctima de Ataque Sexual

Luego de una larga agonía, finalmente falleció la mujer de 63 años, víctima de un ataque sexual en la playa Flamingos, en hechos ocurridos el pasado mes de junio.


Apenas hace un par de días, la señora había sido dada de alta del hospital Regional, en donde estuvo en estado de coma durante de 40 días. Su hija la llevó a una casa de asistencia en la colonia Cinco de Diciembre para que continuara con su tratamiento, pero ayer por la tarde, su salud se agravo y finalmente falleció alrededor de las 17:00 horas.


Tras el deceso, en la casa de asistencia, ubicada sobre la calle Nicaragua en la colonia Cinco de Diciembre se presentaron elementos de la Policía Municipal, paramédicos de Bomberos, quienes confirmaron el fallecimiento y enseguida aplicaron los protocolos correspondientes.

Posteriormente en el sitio se presentaron peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes al realizar las diligencias, en la casa de asistencia les informaron que la víctima, además de las secuelas de las lesiones, presentaba complicaciones por Covid-19.


La señora Diana Lorena, contaba con 63 años de edad, era originaria de Tecomán, Colima y desde hace varios años vivía en Puerto Vallarta. Hace un tiempo decidió no vivir más con sus familiares y se mudó a la playa Flamingos en una casa de campaña, donde pasaba sus días felices, disfrutando de los bellos atardeceres y el arrullo de las olas durante la noche.

La madrugada del 21 de junio, la dama descansaba en su casa de campaña, cuando fue atacada brutalmente por un sujeto, quien la dejó en estado de inconciencia, además de ultrajarla y que a la postre, él fue detenido.

Actualmente el hombre se encuentra en prisión preventiva de un año, en tanto concluye el proceso que se lleva en su contra por el delito de abuso sexual y feminicidio en grado de tentativa, debido a que la dama estaba con vida, sin embargo con su fallecimiento y en base a los resultados de la necropsia de ley, la situación del inculpado podría agravarse y ser juzgado por feminicidio consumado.