• Juan Manuel Cervantes

“Nadien” Lee

En el marco de la entrega de libros de Bahía de Banderas Nayarit y de la presentación de una obra teatral, como parte de los festejos del aniversario de la fundación del municipio, el principal actor de la obra retrato hablado desmiente al representante del Fondo de Cultura Económica, respecto a que México sí lee.



Entrevistado al respecto, el representante del Fondo de Cultura Económica Ezra Alcázar informó, que de agostó a la fecha que ha recorrido la república méxicana encontró, a un México que sigue siendo hábitamente lector, que quiere leer pero que no tiene acceso economico a los libros.

Díjo además Ezra, que después de la pandilla los bolsillos están vacios, por ello los jovenes rascandose los bolsillos porque quieren un libro, quieren conocer y no tienen acceso a la cultura, en Bahía no hay librería, la más cercana está hasta Tepic.



Aseguró el entrevistado, que el trabajo que están haciendo es llevar los libros gratis a todo el país con las campañas del Fondo de Cultura Económica, además de abaratar los libros para que la gente los pueda comprar.



Por su parte, el actor principal de la obra Retrato Hablado Arturo Beristain informó al respecto, que él pesaba que ya con la pandemia nuestro país empezaría a leer libros, cosa que no ha sucedido, la gente sigue metida en la tecnología como los celulares en lugar de tomar un buen libro.

Mencionó además el actor, que la barbarie está avanzando poco a poco y la unica manera de combatir la barbarie es con la civilización y con la educación, pues recientemente hubo 8 colgados en Zacatecas, algo que poco a poco se está normalizando y de eso no se trata la vida, se debe acabar con la ignorancia y con la manera fácil de vivir, pero es la más difícil, porque está acabando con lo que somos.


Aseguró el entrevistado que no es cierto que México sí lee y que no tiene dinero para acceder a los libros, afirmó que los méxicanos leemos medio libro por habitante al año, de 130 millones de habitantes solo leen aproximadamente medio millón y lo hacen regularmente, leer un libro a la semana parece imposible que son 50 libros al año por cada méxicano.