• Verónica Díaz Rodríguez

No la Mató; Se Infartó

Se dijo que el hijo la había matado por asfixia…



De acuerdo a los resultados de la necropsia practicada al cadáver de señora Elena, se determinó que murió por infarto y no por asfixia, como se especulada, tras las declaraciones del hijo de la víctima, quien aseguraba que la sometió con una sábana para que se calmara porque estaba agresiva.


Se trata de la señora Elena Gómez Díaz de 47 años de edad, vecina de la calle Francisco I. Madero en la colonia San Esteban, misma que fue identificada por su esposo, el señor Cayetano Ríos Florencio.



Sobre este lamentable caso, se informó que el miércoles alrededor de las 20:00 horas, llegó el señor Cayetano a su domicilio y al ingresar, encontró a su esposa en la cama e inconsciente y a su hijo de 17 años, quien padece de sus facultades mentales, sentado cerca de la cama, a quien cuestionó que había pasado y entonces éste le dijo que su mamá estaba agresiva y lo había golpeado con un vaso de vidrio, por lo que él la sujetó fuerte con una sábana para tranquilizarla.


El hombre se quedó helado al escuchar lo que su hijo le decía y aun sin poder creer que su esposa estuviese muerta, corrió al puesto de verduras que está en la finca contigua y le pidió a la propietaria que le llamara a una ambulancia.


Cuando los paramédicos de Bomberos llegaron, se percataron que la señora ya no contaba con signos vitales y enseguida atendieron al menor de edad, quien debido a lo ocurrido presentaba una crisis y no dejaba de repetir que asfixió a su mamá para tranquilizarla, “pero no quiero que se muera, solo quería que se calmara” gritaba desesperado.


Ante tal situación, elementos de la Policía Municipal dieron parte a la Fiscalía Regional y enseguida se ordenó la retención del menor de edad para ser sometido a investigación, mientras que peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se encargaban de realizar las pesquisas correspondientes y trasladar el cadáver de la dama al anfiteatro forense.


Finalmente ayer se informó que la necropsia reveló que la causa de muerte de la señora Elena fue por un infarto, por lo que se descarta que se haya tratado de un parricidio, situación que aliviana la carga a la familia de la fallecida y ya les fue liberado el muchacho para continuar con sus tratamientos.