• Verónica Díaz Rodríguez

Noqueados por una Viga

Dos trabajadores de la constructora que realiza los trabajos en el puente colapsado del río Cuale fueron golpeados por una viga de acero, cuando una de las líneas que sostenía una pesada viga se soltó.


Los hechos ocurrieron ayer al mediodía, cuando trabajadores de dicha constructora, trabajaban en el puente colapsado del Rio Cuale, a la altura de la Isla, con ayuda de maquinaria estaban colocando una viga de acero para de lado a lado para unir la calle Insurgentes con la Libertad en el Centro de Puerto Vallarta.


En un momento dado una de las líneas con las que sostenían la viga, se reventó, ocasionando que el pesado metal girara sobre su propio eje y una de las puntas golpeara a dos de los obreros, noqueándolos, quedando tirados sobre el cauce del río.

Tras el percance, el operador de la grúa detuvo las maniobras y otros trabajadores corrieron a auxiliar a sus compañeros, mismos que no respondían, por lo que inmediatamente solicitaron ayuda de una ambulancia para trasladarlos al hospital.


Minutos después, en el sitio se hicieron presentes varias unidades de Policía, de paramédicos de Bomberos y de Cruz Roja, quienes al revisar a los hombres, se dieron cuenta que ambos presentaban lesiones de consideración, golpes fuertes y posibles fracturas, por lo que se realizaron las maniobras para sacarlos de entre los escombros, labores que se complicaron por varios minutos, hasta que finalmente lograron extraerlos y abordarlos a la ambulancia para su traslado a la clínica 42 del Seguro Social.

Por su parte, agentes de la Policía Municipal realizaron el reporte correspondiente y se le dio vista al Ministerio Público; mientras que elementos de Protección Civil pararon temporalmente la obra para realizar la verificación correspondiente al equipo que se utilizaba durante los trabajos y de esta forma determinar la causa del accidente.

Anoche se informó que los trabajadores municipales se encuentran estables y fuera de peligro, aunque por el tipo de lesiones, permanecerán hospitalizados.