• Adolfo Torres

Para que la Cuña Apriete

Con un presidente municipal visiblemente nervioso y una oposición a la que se le sumaron cuatro regidores de la fracción edilicia en el poder, fue como dio inicio la primera sesión ordinaria del Ayuntamiento de Puerto Vallarta 2021-20.



Lo anterior se dio la mañana de este viernes en la que los regidores se negaron a votar a favor de la designación del secretario general; así como del tesorero del Ayuntamiento, si antes no se presentaba el currículum de ambos personajes; además de las cartas de no antecedentes penales de los candidatos a ambos puestos.



Cuando el presidente municipal, Luis Alberto Michel, realizó la propuesta para que Felipe de Jesús Rocha Reyes fuera designado como nuevo secretario general del Ayuntamiento, el regidor Pablo Ruperto Gómez Andrade pidió al pleno que antes de votar el nombramiento de éste se contara con su curriculum para saber de quién se trataba.


A dicha propuesta se unió el regidor Luis Ernesto Munguía, quien además licitó se les entregara una carta de no antecedentes penales de Rocha Reyes, para así estar seguros de la prioridad del candidato a secretario general.


Dichas peticiones fueron votadas en el pleno, por lo que con diez votos a favor y seis en contra se decidió que antes de dar el visto bueno al nuevo secretario general se entregará su currículum, aunque la documentación que acreditativa su grado académico; así como su carta de antecedentes no penales se entregaría en los siguientes días.


Cabe señalar, que de los diez votos a favor en el sentido de tener el currículum en la mano antes de aprobar la designación del secretario, cuatro de ellos fueron integrantes de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Pablo Ruperto Gómez, Carla Esparza, Cristian Eduardo Alonso y Claudia Alejandra Íñiguez.


A dichos regidores que pertenecen a la fracción del partido en el poder se sumaron María Guadalupe Guerrero Carvajal, Diego Franco Jiménez y Candelaria Tovar Hernández, de Movimiento Ciudadano (MC); así como Luis Ernesto Munguía González, Carla Helena Castro López y Francisco Sánchez Gaeta, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).


En ese momento el alcalde solicitó un receso de diez minutos a la sesión para que se imprimiera el currículum y los ediles pudieran revisarlo, pero en ese momento se equivocó de hora, ya que dijo que a las 10:32 se declaraba el receso, lo que tuvo que corregir señalando que eran las 09:32 horas.


Así fue el tono de la sesión, con un nerviosismo manifiesto del primer edil, quien hasta en tres ocasiones pidió se votara para que se aprobara el orden del día, pese a que este ya se había discutido y aprobado.


Otra situaciones que se vivieron durante la sesión, es que no hubo un moderador que llevara la voz cantante de la sesión, ya que cada uno de ellos hablaban sin que se les diera la palabra por parte del alcalde, quien normalmente es quien debe ceder el uso del micrófono a cada uno de los ediles.


Así entre jaloneos fue como se llevó a cabo la primera sesión de Ayuntamiento, en la que se notó que pese a tener la mayoría en el cabildo el partido del presidente municipal, ésta no se someterá a las designaciones del primer edil.