• Verónica Díaz Rodríguez

PARACHUTE INALÁMBRICO

Joven de San Miguel El Alto viajó a Puerto Vallarta para disfrutar de unas vacaciones inolvidables y seguro que así serán, luego de que casi muriera electrocutada al soltarse la cuerda del parachute en el que recorría la bahía y fuera a caer sobre un poste de la CFE en la colonia Versalles.



El incidente ocurrió ayer alrededor de las dos de la tarde, cuando la joven hospedada en el hotel Buenaventura, disfrutaba de un recorrido por la bahía en un parachute y cuando se encontraba en la parte más alta, los fuertes vientos comenzaron a soplar, lo que generó de pronto la cuerda que va de la lancha al arnés de la turista se reventara y el mismo viento se la llevó.


El incidente fue captado por decenas de turistas, quienes veían con asombro como la mujer era jalada por el viento desde la playa Camarones hacia las colonias al norte de la ciudad y esperaban que en cualquier momento cayera entre cables de luz o se estrellaría contra uno de los edificios de la zona.



De acuerdo a los videos difundidos a través de redes sociales, se puede apreciar que el parachute continuó siendo arrastrado hacia el norte y justo en el cruce de las calles Berlín y Yugoslavia de la colonia Versalles cayó el parachute sobre un poste de cables de alta tensión provocando que hiciera cortó circuito y la mujer quedó colgada, a escasos dos metros del piso, por lo que rápidamente las personas que transitaban por el sitio, se organizaron para ayudarla y descolgarla, antes de que sufriera una descarga eléctrica.


Fueron momentos de mucha tensión, toda vez que no alcanzaban a la muchacha para sujetarla con fuerza y poder cortar las sogas y destrabar el arnés, por lo que una persona rápidamente estacionó su auto, junto al poste para subir al toldo y desde ahí poder ayudarla.



Instantes después, se presentaron elementos de la Policía Municipal y paramédicos de Bomberos, quienes encontraron a la dama en una casa cercana, en donde le brindaron los primeros auxilios, notando que no presentaba lesiones graves, únicamente una crisis nerviosa y golpes, por lo que fue trasladad a la clínica Versalles para su atención.


La turista responde al nombre de Montserrat Muñoz Cuellar de 21 años, con domicilio en San Miguel el Alto Jalisco. La dama se encontraba hospedada en el hotel Buenaventura, sitio al que acudieron elementos de la Policía para informar a sus familiares sobre el estado de salud de ella y llevarlos hasta la clínica para reunirse con ella y estar pendientes de sui atención.



Mientras tanto, afuera la lluvia continuaba y los cables continuaban haciendo corto circuito, por lo que al poco tiempo se presentaron empleados de la Comisión Federal de Electricidad para realizar los trabajos correspondientes al corte de energía y retiro del parachute, evitando todo tipo de riesgos.


En cuanto al dueño del paracaídas, el señor Omar de Paracaídas Vallarta, quien se haría cargo de los gastos médicos de la muchacha, fue puesto a disposición de la autoridad competente para que se le realice la revisión correspondiente en la embarcación y sus herramientas de trabajo para ver el estado de guardan y en base a los resultados de la inspección, se determine la sanción o multa a la que se hará acreedor.