• Juan Manuel Cervantes

Pescadores Abandonados

En La Cruz de Huanacaxtle Nayarit, más de 100 pescadores libres a diario se rascan con sus propias uñas para llevar el pan a sus familias, pues aseguran que no cuentan con apoyo alguno de ninguna autoridad y que Marinos los despojan de su pesca, por falta de permiso que no les han querido dar, ni los que andan buscando llegar al Senado, han propuesto ayudarles en algo.



Entrevistados al respecto, uno de los pescadores libres que dijo llamarse Juan Carlos Hernández García, que afirmó tener aproximadamente 38 años de pescador informó, que él no tiene permiso porque el gobierno se lo ha negado argumentando que no hay, por lo que si andan libres no es por voluntad propia, si no porque las autoridades no facilitan la regularización.


Ante dicha situación, dijo Don Juan Carlos que siempre han estado trabajando como empledos para otros que sí tienen permiso, ante lo cual, si es que el gobierno llega a dar algún apoyo no les llega nada a ellos, solo a quienes si tienen permiso de pesca.


Además de lo anterior, dijo Hernández García, que cuando andan pescando y son vistos por la Marina, los cuestionan con el permiso de pesca pero al no presentarlo, los retiran del mar no sin antes tirarles el hielo y quitarles el producto ya pescado.



Por su parte, un joven que dijo llamarse Enrique Hernández, aseguró que tiene aproximadamente 5 años dedicandose a la pesca informó, que como el gobierno no quiere otorgarles un permiso, él sale a pescar incompleto de documentación, solo con la panga, la matricula y lo necesario.


Indicó el joven, que cuando anda en alta mar pescando, a él ya lo agarró la autoridad pescando sin permiso, por lo cual les decomisó todo, entre otras cosas, el equipo, el producto, el hielo, solo les dejaron la gasolina para regresar a La Cruz.



Entre tanto, otra persona que dijo llamarse Antonio Mejía Cruz que aseguró tener aproximadamente 38 años pescando informó, que tampoco tiene permiso de pesca por la misma razón que sus compañeros, pero que antes les daban más chance, antes no tenían panga y ahora que ya lo tienen ya cancelaron los permisos.


Pero cuando sale a pescar Don Antonio, solo se va con el registro de la panga, pero cuando ve a las autoridades en alta mar, mejor se retira porque hoy día ya sabe por otros pescadores, que Marinos los despojan de todo y mejor prefiere retirarse, antes que ser despojado de sus pertenencias.


Finalmente, los pescadores libres no pierden la esperanza de que alguien los voltee a ver, para que los apoyen a conseguir un permiso y porqué no, también apoyarlos con algún motor o apoyo económico, como lo hacen anualmente solo para algunos cuando es tiempo de veda, en el que han dado unos 7 mil pesos.