• Adolfo Torres

Piden Concesión de La Escollera


Piden prestadores de servicios que se les otorgue la concesión del área de La Escollera y con ello tener seguridad jurídica del terreno en el que han amarrado sus embarcaciones por más de cuatro generaciones.

Al respeto habló Beto Alvarado, tesorero de la mesa directiva de La Escollera de Los Peines, al ser entrevistado sobre la situación de los dueños de pequeñas embarcaciones que tienen como punto de partida dicho sitio.


En ese sentido, el hombre de mar señaló que a lo largo de los años se han sentido hostigados por la Administración Portuaria Integral (API), al ponerles trabas para que se les permita trabajar en el lugar.

“Ahorita estamos ahí con API que siempre nos ha tratado de querer que hagamos un contrato o una sub posesión, pero en cuanto al contrato pues no tenemos ningún servicio, ni muelles, ni nada, estamos en las piedras, por años nos hemos accidentado ahí, cortados con las conchas, gente fracturada de sus pies”.

En ese sentido, indicó que esperan que el gobierno federal les otorgue la concesión del sitio y con ello tener la seguridad jurídica del área, sin tener que estar con el temor de que los directivos de API los obliguen a retirarse.

“Ahorita lo que estamos tratando de la concesión legalmente y un muellecito, la rampa ya la tenemos, hemos logrado ya tener agua, ahorita necesitamos un muellecito y alumbrado, y unos baños para nosotros y pues más que nada la concesión para estar seguros”.

Señalaron que la administradora de la terminal marítima desde hace varios años ha tratado de que dejen el sitio en el que amarran sus embarcaciones y a raíz de ello decidieron unirse para hacerse fuertes.

“Estamos, pues ahí nació, a raíz de que cuando entró API, nos pidió que nos daba tres días para desalojarnos, y a raíz de ahí nació la unión y pues ya somos una unión bien constituida”.

Señaló que entre dueños y trabajadores son más de dos centenas de familias las que dependen del trabajo en las embarcaciones amarradas en La Escollera que se encuentra a un costado del Hospital Naval Militar.

“Somos 65 compañeros, cada quien tiene su lanchita más parte los que trabajan, Capitanía nos pide capitán y marinero, entonces son dos personas los que nadan en la lancha más el dueño, dependiendo ahí directamente del trabajo somos unos 200 y feria los que dependemos directamente”.

Señaló que cada embarcación tiene un fin diferente, aunque todas son usadas en la prestación de servicios turísticos dentro de la Bahía de Banderas.

“Nosotros tenemos desde pangas para turismo, tenemos bananas, tenemos lanchas grandes, snorkel, pesca deportiva, recorrido turístico en toda el área de la bahía”.