• Héctor Colín

¿PRENSA ÚTIL?

Todos tenemos una opinión respecto a la funcionalidad de los medios de comunicación, la Prensa, pues.



Un sujeto que se encontraba dentro del perímetro acordonado agredió a la prensa frente a la Inútil Policía Municipal, abonando a la obstaculización de la libertad de prensa.

Los más ignorantes no la leen y de allí viene la justificación de su pobre intelecto, estos mismos son los que la llaman sensacionalista, quienes se molestan con la información, quienes se incomodan con las letras y se aburren con los textos, estos buscan fotos, quieren sangre por sangre, sin embargo, la Prensa va más allá, no es fácil de digerir si no concluiste la primaria y terminaste como policía, por eso se implementó como obligatorio el programa de tres años de “kínder” para los niños, para aprender lo más básico en más tiempo para los menos taimados.


Para qué un policía le tomaría fotos a un periodista si no es para vengarse.

Los que no leen suelen ser quienes terminan ilustrando las portadas de los medios, son quienes se accidenta, son víctimas de los robos e incluso de los fenómenos meteorológicos y, la razón es muy sencilla, en los medios encuentras información digerible y verificable respecto a las zonas de mayor riesgo de ser asaltado en tu ciudad, sobre los modos en que operan las bandas de asaltantes fuera de los bancos, en las plazas, en los medios encuentras el temporal de lluvias y el color de las banderas colocadas en las playas para evitar riesgos, dentro de los medios encontrarás que es peligroso manejar ebrio, a exceso de velocidad o mientras utilizas el teléfono, en los medios encuentras los horarios de atención de las oficinas, cuáles no abrieron, en los medios hallarías el anuncio en el que advierten las faltas de agua para evitar que parezcas pendejo reclamándole al Seapal por no avisar de algo que tú no leíste. Por los medios sé cómo le fue al Atlas, cuánto ganó Messi en el último mes, los periódicos publican la advertencia de lluvia, calor y frío para que te resguardes, tomes agua y te arropes. En la Prensa publicamos que viene un huracán desde una semana antes y hasta el momento en el que el fenómeno toca tierra en tu rancho para que evites la pendejada de salir a la calle, retar a las corrientes, perder la vida y luego provocar que se culpe a la prensa por la búsqueda implacable de tu cuerpo. Hablamos de dinero, del dólar y las acciones, los medios te decimos qué te depara el día según tu horóscopo aunque nosotros no creamos en pendejadas.



Una lana por estar en primera fila.

Los medios no somos sensacionalistas, somos solo el reflejo de una sociedad que, hoy, es violenta, insegura, imprudente. De ser una ciudad culta, nosotros nos moriríamos de hambre. Los medios vendemos información que crea criterios, que forma personas que analizan, que se preparan, que conversan inteligentemente, formamos personas preparadas para salir a la calle y educamos a los idiotas en temas del diario.


Esta les la policía a quienes al parecer les molesta la PRENSA y la información clara.

Los periódicos hablamos de las verduras de temporada, de las calles en mal estado para que se arreglen, no para que grites como señora de verdulería, hablamos de los políticos para que evites o no votar por ellos. Dentro de los medios encontrarás de todo y más, y en ellos hallarás también a las víctimas de la ignorancia, toda esta gente que por no leer, terminaron estrellados, ahogados, quemados, robados, asaltados, compraron el dólar caro, salieron del banco equivocado, se quejaron porque no llenaron el tinaco cuando les avisaron que no habría agua y, lo peor de todo, en los medios encontrarás a las víctimas de la imprudencia, como las dos víctimas del Huracán, quienes por su imprudencia retaron a la naturaleza y terminaron muy mal, al final la culpa no es de los medios. La Prensa busca convertir cada caso en algo provechoso, en el peor de los escenarios, cada situación sirve por lo menos de mal ejemplo, es útil para saber qué es lo que no debemos hacer para terminar debajo de un carro, asesinados o robados.



Los regidores al parecer sí pueden ingresar a los acordonamientos...

La Prensa le sirve a la policía y la fiscalía para buscar personas, para advertir a la gente pero se les olvida y se vuelven en contra de la prensa cuando se sienten amenazados por nada más quela información.



Ayer fuimos amenazados por un grupo de policías encargados de resguardar el área donde suponían recatarían la camioneta de la joven desaparecida en la corriente del río Cuale. Los policías advirtieron a la familia de que habían encontrado a la joven y se apersonaron en el lugar para obstaculizar todo. Un policía de apellido Manzanares se encargó de amenazar a la Prensa con una detención de la Fiscalía mientras mantenía a la familia y a un grupo de regidores dentro de la zona de resguardo en la cadena de custodia, así de ignorantes se mostraron. Manzanares no estuvo tranquilo, tomó la patrulla y se lanzó por los refrescos y la comida, sí, con gasolina del municipio. El elemento de seguridad ciudadana amedrentó a la prensa y motivó a los familiares de la imprudente joven víctima para golpear a los compañeros que allí estábamos como si nosotros fuéramos los culpables de que la joven no halla leído los medios sobre la presencia de un pinche HURACÁN.



La policía se encargó de tomarnos fotografías sin saber para qué son pero, hoy recae sobre el Director de la Policía y el mismo Alcalde Interino la responsabilidad de la integridad de La Prensa vallartense que no tiene ninguna culpa de la ignorancia y falta de criterio de sus violentos elementos.



Mañana hablaremos de más inseguridad. Aquí el adelanto de los 80 mil pesos que le piden a los policías con la condición de jubilarlos…