• Ruben Gómez Bernal

PUERTO VALLARTA DESTINO INTERNACIONAL CON SISTEMA DE SEMAFORIZACIÓN DE TERCER MUNDO

Prácticamente no hay lugar en el Puerto en dónde la semaforización, no se parezca a una avenida de Haití o de cualquier ciudad tercermundista en la que los semáforos sean una calamidad. Amarrados con cables para que no se caigan de tanta mugre no se sabe en qué color se encuentran, mal sincronizados y con ramas de los árboles cubriéndolos.


Los tráileres estacionados en plena avenida Jesús Rodríguez Barba, en Fluvial.

El sistema de semaforización ha venido deteriorándose sin que ningún Gobierno Municipal haya tomado acciones a fondo para remediar la situación.


Se entiende que se necesita de una inversión millonaria para solucionar el problema, que los recursos escasean y que además de los centavos, se tiene que hacer una reingeniería por lo que el problema requiere de apoyos estatales y federales, la verdad que sí el profe Michel se abocará a buscarle solución a este problema se apuntaría un diez, ya que aunque no es un tema prioritario, si tiene visos de ser importante.


Y es que paralelo al acelerado crecimiento del Puerto el parque vehicular es exponencial, las fuentes de trabajo permiten a más vallartenses adquirir automotores y las facilidades de las distribuidoras están a la orden del día, de tal forma que también a diario la problemática vial se va incrementando y seguirá siendo cada día más evidente.


EL INFLUYENTISMO


Si usted recorre la avenida Jesús Rodríguez Barba, en Fluvial, verá cómo a diario estacionan los tráileres en las afueras de las bodegas de la Tienda La Mega, ubicada en el cruce con la avenida Francisco Villa, invadiendo un carril a veces por horas, y ni quién diga nada, en evidente impunidad puesto que cualquier persona que se estacione en algún lugar prohibido es multado.

Extrañamente nadie interviene con todo y que hay veces que satura el tráfico y es un problema a la circulación vial. Algunos agentes viales se van como buitres sobre los vehículos mal estacionados, y lo hacen porque ese es su trabajo, pero hay casos como este en los que se hacen como que la virgen les habla y no intervienen, o deliberadamente no intervienen.