• Héctor Colín

Que Pinche Vergüenza


Si así como cuidan la ciudad cuidan sus calzones, ya me imagino lo desagradable...


Ayer, ya muy encabronado por la desesperación que me provoca la ineficacia, la pendejez y el mal gusto de este nuevo gobierno, me largué a mi casa después de visitar la Villa Navideña en el malecón de mi rancho por la que pagaron tanto como si fuese el Rockefeller Center; si usted no sabe qué es el Rockefeller Center, deje de leer esto y lárguese a investigar porque seguramente es usted un chairo culpable de esta situación.



Después de ver cómo El Profe Michel jinetea 6 millones de pesos para justificar que SI los gastó en una vergonzosa Villa Navideña y “no se los repartió” a nadie, me regresé a mi casa para encontrarme con un nuevo adorno navideño… NO MAMEN, no hay botes de basura sobre la calle Juárez, sí, la pinche calle principal de Puerto Vallarta, del lugar este del que disque recibieron un premio de turismo por sabe qué chingados, los nuevos “contenedores” de basura sobre los postes de la Juárez son bolsas negras de basura, como tianguis de rancho, como palenque itinerante de los años 60.



El nuevo gobierno ha caído en lo ridículo y embarrándose de cinismo e ineficacia, de una actitud por demás molesta y decepcionante, vergonzosa y lamentable, por un lado se gastó casi tres millones de pesos en dos eventos de box y seis millones de pesos en una villa navideña pero seles ocurrió la pinche pendeja idea de colocar bolsas negras de basura sobre la principal y única calle que saca a los turistas del centro de nuestra ciudad, eso ya es el colmo del cinismo, eso no es naco, eso absurdo y se colorea de corrupción.



El Profe no solo sí tiene dinero, sino que utiliza el argumento de la austeridad republicana a su gusto, sí, a su terrible gusto e imaginación para administrar, por lo que evade su. responsabilidad y se olvida las prioridades.


Aquí es donde quiero ver a los pendejetes del Fideicomiso alzando la voz y no sólo en la variedad de los jueves en el Paco´s, esto no solo NO ABONA a la promoción del destino, sino que es un retroceso, una mancha en los calzones. Es posible que, como lo dije ayer, ese millón que salió del Fideicomiso ya esté más que rasguñado y repartido para no decir ni hacer nada.



Neta, el compromiso que hizo el Profe Michel con este municipio vino acompañado de una bendición, de una oración como el muy devoto se supone que lo hace todos los días y de la misma forma en que obligan a los trabajadores del DIF a persignarse todos los días antes de arrancar la jornada.


Son una vergüenza que pagarán las facturas de lo que hoy le hacen a nuestro municipio.


Botes de basura. Supongo que dirán que la administración pasada se los robó, dicho que debieron demostrar cuando tuvieron la oportunidad para presentar las observaciones del proceso de la “entrega-recepción”, quizás quisieron decir que los Salcedo se los llevaron para cambiarlos por una lana y abrir el bar envenena chamacos frente al Conalep con el que se jubilarían, pero no lo dijeron y se les fue el tiempo. La realidad hoy, es que vemos los gastos exagerados en cosas que no son importantes mientras el rancho adolece de sus prioridades.