• Adolfo Torres

¡Queremos Maestro!

Luego de más de dos años sin contar con maestro titular, alumnos y padres de familia de la escuela primaria Miguel Hidalgo de la delegación de El Pitillal deciden cerrar la calle, hasta que las autoridades educativas resuelvan el problema.


Se trata de los estudiantes de tercero A de dicha institución, cuyos padres alegan que en los que llevan sus hijos en la institución jamás han contado con un profesor titular, lo que ha dificultado seriamente el proceso enseñanza-aprendizaje.

Al respecto, la señora Nancy, señaló que ya se encuentran muy molestos porque ninguna autoridad de la Secretaría de Educación ha podido brindar un maestro titular con el que sus niños lleven un proceso correcto.


"No tenemos un maestro de planta para lo que es..., cuando entramos en primero tuvimos tres maestros, luego segundo fue un maestro, estamos en tercero y son cinco maestros los que llevamos y nada más los maestros nos duran quince días".

Mientras tanto, algunos padres de familia de otros grupos de la institución señalaban que no era justo que todos los alumnos perdieran clases por la problemática que se vivía en un solo grupo.

En tanto los profesores reunidos en otro punto se encontraban reunidos y tristes por no poder ingresar a la escuela, comentando entre ellos que no podían tomarse su café matinal.

La señora Nancy agregó que la última profesora que tuvieron pidió su cambio a la población de Tequila, dejando nuevamente a los alumnos sin alguien que pudiera educar a sus pequeños, ya que esta situación les ha causado que tengan un serio retraso en cuanto el conocimiento adquirido.


Mientras tanto, los gritos de queremos maestro continuaban sonando, fue en ese momento que uno de los pequeños se dirigió a su progenitora para decirle "yo no quiero maestro, quiero una maestra", fue ese momento que arribó la directora del plantel, Mayra de León, que en ese momento habló con personal de la Dirección Regional de la Secretaría de Educación (DRSE), para que atendiera a los inconformes

Hasta ese momento la manifestación se había dado solamente enfrente de la escuela, pero ante el peligro que corrían los niños, la directora habló con los demás padres de familia para indicarles que al no poder ingresar a la institución, lo mejor era regresar a los pequeños a sus casas.

Del mismo modo, los padres decidieron colocar vehículos atravesados para evitar que los automotores pasaran y pudieran arrollar a uno de los pequeños.

Mientras que los minutos pasaban y el encargado de la DRSE no llegaba, solo había arribado un enlace, quien dijo a los progenitores que el director llegaría en unos minutos.

Media hora después, al no llegar el encargado de la DRSE, la directora le marcó telefónicamente para indicarles que los padres de familia ya estaban molestos, además ella traía tacones altos por lo que ya se había cansado de estar parada en la calle, por lo que lo urgía a que se presentara.

Cabe señalar, que las autoridades de Vialidad Municipal tardaron más de una hora en arribar para tratar de dar movilidad vial, luego del cierre de la calle.

Fue después de las nueve de la mañana que arribó al sitio, Fausto Jacobo Hernández, para decirles que el próximo lunes se contaría con un profesor para el grupo, pero que no les garantizaba que se quedará todo el año escolar.

“A lo que yo me comprometo es que el lunes tienen maestro o maestra, para terminar el año..., son situaciones que no tenemos en nuestras manos, ojalá y nos dure todo el ciclo escolar".

Fue así como con la promesa de contar con un profesor hasta que termine el 2021, el director de la DRSE, señaló que si los profesores se iban era por decisión propia, por lo que no podía retenerlos.