• Omar Arce Nolasco

¿QUIÉNES SON LOS INFILTRADOS EN EL VERDE?


Kalimán, el héroe de la radio de los años 70, decía: “No hay cadena más fuerte que su eslabón más débil”; y esto viene a colación porque el pasado domingo, mientras Yo le escribía que la campaña electoral tendría patadas por arriba y por abajo de la mesa, circulaba por las redes sociales el audio en el que Susana Ortega, quien va como suplente del doctor Paco Sánchez en el Verde Ecologista, prácticamente arrea a su gente amenazándola con no otorgar espacios en el ayuntamiento cuando Luis Munguía gane, en el caso de que ganara como es muy probable. El tema ya estaba caliente para la hora en que escribía la columna del lunes y, sin embargo, no quise tomarlo sin haber analizado primero lo que voy a exponerle.


Pues bien, después de haberlo meditado mucho, debo decir que el asunto, que por supuesto ha dado mucho de qué hablar entre los reporteros, columnistas y mitoteros del Facebook, no es discutir las razones o la calidad moral de Susana como lo han venido haciendo la mayoría, porque esto de arrear gente así, se ha hecho desde que la política es política y no es cosa de partidos, sino que se trata de viejas prácticas; Nada injustas, por cierto, si nos ponemos a pensar en que todo aquel que quiera chamba en el Gobierno, tiene que trabajar para ganarla y no se me asuste por cosas que ya existían desde antes que Yo naciera. Tampoco es cuestión de discutir si es o no es su voz, porque el lunes leí en Facebook el post de la mismísima Susana aceptando que, efectivamente, la voz del audio es la suya; de modo que, el que se desgaste discutiendo estos dos puntos pierde su tiempo, porque aquí en lo que hay que enfocarse es en lo siguiente: ¿Quién y para qué filtró ese audio?


Porque sí; aquí todo mundo apunta a Susana y aunque no quiero ni pretendo justificarla, también los de Movimiento Ciudadano deben andar haciendo lo mismo y el que gane en esta elección, hará lo propio para la que sigue; además, creo que lo que urge, al menos para el partido verde, es descubrir quién es el infiltrado y sacarlo. “Omar, ¿pero por qué pensar en un infiltrado?” Pues por lógica. Ya he dicho en este espacio, y lo he sostenido ante quienes afirman que estoy mal, que, quiéranlo o no, el candidato Luis Munguía trae el capital político suficiente para ganar, y también he sostenido que los naranjas, los guindas y el mismo pueblo lo saben. Ante esta realidad, Yo me pregunto: ¿Qué razones tendría el o la que filtró el audio como para querer que su propio barco se hunda? La respuesta es obvia: El, o la que lo hizo, viene con la encomienda desde otro partido; solo que, en mi opinión, falló el tiro porque Susana ortega no tiene la importancia que le quisieron dar. Perdón, pero las cosas como son; el o los infiltrados debieron haber esperado la oportunidad de oro y no quemar su pólvora en infiernitos.


Por lo pronto, déjeme contarle que sí hubo algo que me molestó del audio de Susana, y se lo voy a confiar porque al cabo estamos solos: ¡Tiene voz de viejita! En cuanto a la campaña, apenas se lo dije, amable lector; tendrá mucho sabor y esto apenas comienza. ¿Niéguemelo!

Facebook: https://facebook.com/omar.arcenolasco

Twitter: @elbastonazo

Teléfono, WhatsApp y Telegram: 322 191 10 89.