• Rodrigo Aguilera

Rebota Affaire Munguía en el ámbito nacional


GUADALAJARA, Jalisco.- (Especial para SIEMPRE LIBRES) El tema del registro del diputado local emecista Luis Ernesto Munguía González como aspirante a candidato a la Presidencia Municipal de Puerto Vallarta por Morena tuvo una amplia cobertura en medios locales, regionales, estatales y nacionales.

En la Bitácora política de El Occidental se dio cuenta de cómo Munguía habría perdido la posibilidad de asumir el liderazgo del Congreso de Jalisco ya que su partido lo había apuntado como sucesor del actual coordinador Salvador Caro quien solicitará licencia al cargo.

En la columna nacional de Alberto Aguirre en El Economista se lee:

Los pecados de Monreal Alberto Aguirre en El Economista

Efectos secundarios

Referencias. En Jalisco ya causan mal sabor de boca los comentarios que apuntan a que Luis Ernesto Munguía, diputado local de Movimiento Ciudadano, se pasó a Morena y además ya hizo su registro como precandidato para competir nada más y nada menos que por la alcaldía de Puerto Vallarta.

Tales versiones deberían ser anotadas por Mario Delgado, más aún al tomar en cuenta que habría obtenido la bendición de boca de José Narro Céspedes, delegado del partido en el estado que se ha visto empañado en últimas fechas tras las sospechas por establecer alianzas con Enrique Alfaro, mediante Salvador Llamas, quien se ha mantenido cerca del gobernador por lo menos desde 2010. alberto.aguirre@eleconomista.mx


Urna Electrónica



El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó que en los estados de Jalisco y Coahuila sean parte del programa piloto para usar 100 urnas electrónicas para las próximas elecciones del 6 de junio de 2021. En 2020 se usaron con éxito. Así lo determinó el INE por los resultados del “Informe integral de la evaluación de la implementación del proyecto de voto electrónico durante los Procesos Electorales Locales 2019-2010” en las entidades de Coahuila e Hidalgo, que indica que a 7 de cada 10 electores encuestados, les generó mucha confianza el dispositivo.

“Los resultados obtenidos refuerzan la viabilidad de esta modalidad de voto que el INE instrumentará nuevamente en cien casillas ubicadas en Jalisco y Coahuila el próximo 6 de junio”, aseguró el INE en un comunicado. Ventajas de las urnas electrónicas.

Las urnas que se utilizarán para este año, fueron usadas en 2020 y poseen todas las reglas de certeza, voto secreto y vigilancia que se aplican en las casillas convencionales. Recibirán el voto tanto para la elección federal como para las locales.

Cuando concluyan las votaciones, las urnas cuentan de forma automática los votos, sin posibilidad de error y emiten los resultados rápidamente, arrojando las actas de cómputo en tantas copias como sean necesarias para el paquete electoral y los representantes de los partidos políticos.

El consejero electoral Ciro Murayama compartió el “Informe integral de la evaluación de la implementación del proyecto de Voto Electrónico durante los PE 2019-2020”, para despegar dudas sobre el uso eficiente de esta herramienta.


La Violencia


Cada nuevo gobierno, estatal y federal, promete erradicar la violencia y dicen en campaña tener la fórmula mágica para acabar con ella. Todos, invariablemente, han terminado ridiculizados cuando se trata de rendir cuentas de la descomposición de la seguridad. Eso sí, todos se rasgan las vestiduras como si efectivamente hubieran hecho algo para erradicarla.

La apuesta de los gobiernos de Jalisco, de tres partidos distintos, los últimos 40 años, ha sido más o menos la misma: buscar a través de acciones u omisiones (éstas son más recurrentes) que un solo grupo de la delincuencia organizada tenga el control para evitar así enfrentamientos que generen violencia. Con la excusa de que se trata de un delito federal, ninguno ha intentado cosas, digamos más convencionales, como por ejemplo procurar justicia o inhibir los delitos del fuero común que se cometen permanentemente en el ejercicio de las actividades del crimen organizado.


SUSCRÍBETE CON NOSOTROS
  • SiempreLibres en Facebook

© 2006  Agencia Perspectiva

Casa Editorial Siempre Libres.