• Héctor Colín

Rudos vs Técnicos en Seapal


En la dirección del Seapal se respira pánico por un emplazamiento a huelga por parte del sindicato y se hizo una transmisión en vivo de una entrevista al equipo de trabajo de Salvador Llamas Urbina dónde se exhibió el desorden, la falta de preparación y evidentemente el horizonte sin soluciones para Puerto Vallarta… Entre hurracarranas, quebradoras y martinetes; besos, abrazos y sacadas de lengua, los del Seapal se hacen pendejos con la chamba.



Mientras yo me baño a jicarazos, junto agua para lavar los trastes y programo a la perfección la lavada de ropa, en el Seapal Vallarta se pelean como perros y gatos, olvidando su pinche obligación. Salvador Llamas Urbina no halla la puerta para solucionar los problemas del organismo; contestando al llamado de lo que parece ser su naturaleza, es perverso y disfuncional, no ha dado una buena,UNA; “El Chava”, como le dicen, aparece en todos lados con la intención aparente de solucionar problemas, porque se supone que para eso llegó de la mano del Profe Michel, que le sabe menos a los temas, digo, nada más con la intención, porque desde que se tomó la administración por parte del ganador de Morena, los problemas de funcionamiento, lejos de solucionarse, se complican todos los días.



Parece también que el manual de Morena es la generación del caos y el supuesto control. Para muestra, dos botones, cuando piensas que Andrés Manuel López Obrador no puede hacer una pendejada peor, te sorprende y se supera, maravillando a algunos y consolando a otros de saber que está pasando lo que ya sabíamos que pasaría, otro botón es en Bahía de Banderas, que tiene una alcaldesa entrona para los madrazos, pero malona para la chamba.


Desde el primer mes empezaron los problemas en el interior del Seapal, el director encontró inconsistencias y decidió actuar en consecuencia, pareciendo razonable hasta el punto del análisis objetivo, las consecuencias de la corrupción, según el director del seapal sería la cárcel, por lo que los procedimientos judiciales debieron iniciarse sin mayor escándalo, porque el involucramiento mediático sería, primero para volar a Llamas y segundo para ensuciar la relación y entonpecer el procedimiento, los abogados deberían saberlo. Desde ese entonces, el Seapa, dejó de funcionar como antes, el agua ya no salió en los hogares, las fugas dejaron de atenderse y las obras prioritarias dejaron de serlo, y todo porque en el interior existía una lucha por el poder, por el dinero o por las prestaciones que, según los trabajadores adheridos al sindicato, son de ley.


No olvidemos la pendejada de Luis Munguía, quien, en su afán de convencer a la plantilla del Seapal, les dijo que les aumentaría el salario porque se lo “merecen” sin haber analizado la situación financiera del organismo y la viabilidad de su propuesta, por lo que los trabajadores del Seapal se emocionaron y ahora exigen un aumento con base en quién sabe qué chingados.



Alentados por lo que dicen que merecen, dentro del sindicato se sientieron atacados y sacaron los machetes, encendieron las antorchas y marcharon hacia la oficina del director, quien a su vez, optó por enfrentarlos con la prensa, convirtiendo un tema legal y administrativo, en un asunto mediático y escandaloso, provocando que el organismo deje de funcionar mientras nosotros vemos su pleito desde el baño, esperando a que se llene el tanque para bajarle a gusto.


El razonamiento dividido ha provocado que desde le dirección del seapal se orqueste la creación de un nuevo sindicato, lo qu parecería lógico si se piensa en que primero se debe extinguir el primero para poder pensar en el sustituto, caso contrario, los miembros del primero se sentirán desplazados y provocarán un caos mayor.


Al líder del sindicato, al parecer se le encontraron malos manejos financieros, abusos con sus agremiados y corrupción dentro de la administración, se le señaló y se le denunción, ya debería estar en la cárcel y no amenazando la distribución del aguaen Puerto Vallarta.


Les decía, en la transmisión que se hizo, las contradicciones fueron una botana, mientras Salvador Llamas fue categórico en que ya no recibiría ni escucharía a nadie del sindicato, el otro melolengo encargado de la administración lo contradijo, argumentando que se respetaría el diálogo. En la misma “entrevista” que, por cierto, estuvo a modo para que terminaran reventándose solos, Salvador Llamas dijo que desafortunadamente él no era un ratero como el del sindicato, por lo que, es posible que el director se arrepienta de eso todos los días, cosa que no sé si es buena o mala. La intervención del equipo legal fue más que irrisoria, sin fundamentos. En fin, de nada sirve la faramalla si la raza no tiene agua en su casa.



Volviendo al tema, los técnicos de las luchas siempre son los buenos, con los que se encariñala gente que piensa y siente, normalmente no son los más populares pero son reconocidos por su preparación en la lucha, es lo mismo que sucede con los técnicos del Seapal, son los más queridos por su compromiso, por su conocimiento en la materia y porque antes, ellos se encargaban de que llegara el agua a la casa y que se fuera lo que se va a donde tiene que irse, sin embargo, la llegada de un zacatecano al organismo, provocó que la soledad de la que adolece, lo motivara a invitar raza de su rancho a ocupar cargos en el Seapal, convirtiéndose en los Rudos, primero por la forma en que llegaron a ocupar los lugares clave para el funcionamiento del Seapal, segundo por su falta de conocimiento, preparación, compromiso, sensibilidad y entrega, siendo los menos queridos, los más costosos y quienes ya apestan la gestión de Salvador Llamas Urbina que sólo tenía una tarea, DISTRIBUIR EL AGUA MEDIANTE UN SERVICIO QUE TODOS PAGAMOS.



Dentro de las decenas de entrevistas hechas a modo con sus medios lamebolas, el director del Seapal en ninguna ha hablado sobre la razón por la que el agua HOY no se distribuye como antes, sí, como eficientemente lo hacían esos que robaban mucho, que operaban con corrupción y complicidad con el sindicato, esos que terminaron haciéndolo mejor.


En el videíto, “El Chava” habló de los zapatos y los uniformes de los trabajadores, lo que claramente lo exhibe como un completo ignorante del proceso que realiza la raza del Seapal, por lo que le falta bajarle rayitas a su ego y sentarse con la gente que si chambea para entenderle más a los temas.


Y por último, mientras ellos se pelean, nosotros seguimos sin agua, por lo que es justo reconocer que hoy, la dirección del Seapal NO SIRVE y cobra como si lo fuera.


Más Técnicos y menos Rudos…