• soycolin

Se Engañan y se Roban

Escándalosa estrategia para inculpar…


Puerto Vallarta, Jalisco.- Me robaron los calzones del tendedero de mi patio, no me di cuenta porque las cámaras que tengo no sirven desde hace años y no me importó, los perros que creí que me cuidaban pues no lo hacen, mis vecinos no saben ni vieron nada, salgo y digo que mi casa es muy segura mientras la talega se me refresca por falta de calzones y con los destos al aire se me ocurre culpar a alguien con la irresponsabilidad de todo el cuadro que ya tiene usted en la imaginación.



Así de ridícula fue la nota de hace un par de días en el que el Ayuntamiento habló de un supuesto robo de documentación, sin saber de qué tipo o de dónde y en el que la denuncia expone la situación de la seguridad de la casa del presidente, la capacidad de sus policías y las intenciones de la gente que lo rodea, lo que le da legitimidad a lo que escribí hace una semana, alguien engaña al presidente.


La estrategia parece panista, se inventan un delito, señalan a alguien y al final no pasó nada porque los descubrieron en la treta.



Evidentemente saltan varios temas que son curiosos, ridículos y preocupantes.

Alguien se introdujo a la presidencia (UMA), ingresó a las oficinas, husmeó en la papelería que, o estaba regada algarete o se encontraba dentro de un archivero sin llave, por lo que usted y yo podríamos pensar entonces que esos papeles no son importantes, tienen un pendejo de encargado o de plano el supuesto robo no existió. Pues bueno, se supone que hay por lo menos un par de elementos de la policía municipal resguardando los papeles que hacen de este rancho sin sentido un muncipio constitucional con papelitos y formalidades. Los elementos andaban comiendo DESTA como siempre o el robo nunca existió y, para darle legitimidad al caso, alguien hizo una llamada al 911 para reportar lo que nadie vio y que no se denunció legalmente.



Pues bien, la seguridad no sirve en casa o el delito no se cometió. Lo más grave fue que al final culparon a un güey que NO TENÍA ABSOLUTAMENTE NADA QUÉ HACER EN ESAS OFICINAS A NINGUNA HORA, el Charro se puso de pechito y lo inculparon con o sin razón pero fue al más ingenuo que se hallaron.


El problema es aún más grave, la casa que le da legitimidad y constitucionalidad a un ALCALDE fue invadida, posiblemente saqueada y nadie se dio cuenta.


La supuesta “centralización” de la información evidencia el desmadre de la ingobernabilidad porque en la calle se habla de al menos 4 grupos de poder detrás, abajo, al frente y arriba del Profe Michel. Alguien sigue engañando al presidente mientras le hunde los pies en el lodo sin que el profe se de cuenta o recuerde lo que sucede, sí, recuerde.


Piensa mal, decía mi abuela con problemas de la cabeza.


¿Qué fue lo que se robaron?, podría apostar a que serán documentos en los que hay firmas relacionadas con algún Michel, un Bernal Vargas o quizás cosas peores. Saldrá temprano el sol y con ello la luz que nos aclare el chisme y nos apacigue la ansiedad.


Otro dato curioso que saltó a la cabeza de los vallartenses en el tema de la seguridad de la UMA, fue que hace un par de días, antes del supuesto robo, aparecieron unas latas de cerveza junto a una lujosa camioneta que se encontraba dentro del mismo estacionamiento por lo que, alguien estuvo bebiendo dentro de la UMA sin que la policía se diera cuenta o más preocupante aún, hace un mes que se bajó la guardia en la subsede del Ayuntamiento y ahora se ha convertido en un rterritorio sin ley, sin vigilancia y donde alguien está haciendo lo que se le pega su gana mientras transcurren los días y no existe un plan para el puerto.


Se cumplirá un mes y no se ha presentado un plan de trabajo para la presuntuosa fiesta de los 100 días. El ayuntamiento funciona por inercia, los jefes nadan de muertito y nadie le dice nada al alcalde mientras se pasea en su burbuja que lo protege y lo obnubila.


En lo más oscuro de los barrios corren los chismes respecto a la extorsión grotesca, descarada e ilegal que están aplicándole a los empresarios que, por miedo no se han atrevido a levantar la voz, aún se ven solos pero llegará el momento en que el mitote se sume en los casos y las cabezas de los vallartenses que están siendo abusados por quienes hoy se ostentan en el poder y han creído que este es para siempre.


Al tiempo, dicen.